Letizia Ortiz y el Príncipe Carlos de Inglaterra inauguran la exposición "Sorolla: spanish master of light" en Londres. | Matt Crossick / GTRES

Letizia Ortiz deslumbra en la inauguración de "Sorolla: Spanish master of light” en Londres

Doña Letizia brilló en la inauguración de la exposición “Sorolla: Spanish master of light”, que se desarrolla del 18 de marzo al 7 de julio y está organizada por la National Gallery de Londres.

Woman.es

Letizia Ortiz viajó a Londres para inaugurar junto a Carlos de Inglaterra, la exposición “Sorolla: Spanish master of light” organizada por la National Gallery de Londres y la National Gallery de Irlanda, en colaboración con el Museo Sorolla.

Instalada en las galerías expositivas del Ala Sainsbury, la muestra reúne sesenta pinturas que abarcan la carrera completa del pintor, entre las que destacan importantes obras maestras prestadas por colecciones públicas y privadas procedentes de Europa y Estados Unidos. Se trata de la primera retrospectiva del artista desde 1908, año en que el propio Sorolla organizó una exposición en las Grafton Galleries, donde se le anunciaba como “el mejor pintor vivo del mundo”.

Ver 7 fotos

Pese a que fueron las imágenes bañadas de sol que reproducen la vida, los paisajes y las tradiciones de España, así como sus dotes como retratista, que consolidaron su fama, Sorolla, que se formó en Valencia y prosiguió sus estudios en Madrid y Roma, inicialmente alcanzó renombre internacional con una serie de importantes obras de temática social.

Para la ocasión, doña Letizia eligió un acertadísimo vestido con pinturas florales, de la diseñadora Carolina Herrera. 

Por primera vez en Reino Unido se congrega un premiado conjunto de lienzos tempranos de carácter social entre los que figuran El retorno de la pesca (1894, París, Musée d’Orsay), adquirido por el gobierno francés, y Cosiendo la vela (1896, Fondazione Musei Civici di Venezia, Galleria Internazionale d'Arte Moderna di Ca' Pesaro, Venecia), adquirido por la ciudad de Venecia. Se podrá contemplar también el lienzo ¡Triste herencia! (1899, Colección Fundación Bancaja, Valencia), que durante cincuenta años permaneció en la iglesia de la Ascensión, en la Quinta Avenida de Nueva York, hasta que en 1981 fue devuelto a España.

Relacionados