Laura Matamoros con minifalda y botas altas. | Gtres

Laura Matamoros tiene las botas planas altas en color marrón claro que sustituirán a los botines ‘cowboy’ para llevar con minifaldas y vestidos

Inspiración para vestir en el entretiempo.

Woman.es

Los botines cowboy nos encantan. Que te vamos a contar que no sepas, tú que llevas viendo la "lata" que te hemos dado durante tantos meses sobre cómo llevarlos, cuándo y por qué, y sobre todos esos modelos, de aquí o allí, que nos han ido conquistando a medida que los íbamos descubriendo. Pero hay vida más allá de este calzado de otoño invierno que se ha llevado hasta en verano, véase María Pombo, por ejemplo.

Y si no te gustan o simplemente te apetece darles un relevo, hemos encontrado en el último look de Laura Matamoros una alternativa ideal: las botas altas planas. A medio camino entre los diseños de agua -la sorprendente apuesta de Zara que seguirá dando de qué hablar-, los modelos setenteros de tacón y punta cuadrada que llevamos el pasado invierno, e incluso de las botas de hípica. Así es el par de botas camel que la influencer ha elegido para ir a la presentación de la colección de Pelayo Díaz para The Extreme Collection, evento celebrado en el marco de la atípica Semana de la Moda de Madrid.

Laura Matamoros y Carla Barber por las calles de Madrid. | Gtres

De las botas en cuestión, que desgraciadamente no sabemos de qué firma son, pero nos gusta especialmente cómo funcionan en un look de entretiempo como el de Laura, que las ha combinado con una minifalda blanca de volantes, un cinturón ancho de hebilla grande en color marrón y una camisa vaquera oscura abrochado que ha llevado por dentro de la minifalda. Otro elemento llamativo, y que deseamos mucho, es su bolso Lady D-Lite de Dior en tono beige. 

En definitiva, un outfit en clave cowgirl que pide a gritos unos botines inspirados en la moda del lejano oeste americano. Todas lo habríamos rematado así, pero Matamoros ha querido darle una vuelta de tuerca muy original y lo ha conseguido, ya que el resultado del look es inspirador. Sobre todo es una gran idea si, como decíamos anteriormente, te apetece escapar de lo de siempre y prefieres optar por el confort más absoluto. 

Y lo mejor de un par de botas minimalistas como estas, clásicas y elegantes, es que se adaptan de maravilla a otros estilos. Por fuera de unos jeans, con un minivestido e incluso con unos shorts, que todavía quedan días por delante antes de guardarlo, podrás exprimir sus virtudes.