Su apellido dió nombre al famoso bolso de Hermès (el Birkin Bag) y sus mini faldas y shorts acapararon los flashes de muchos. Jane Birkin es la "hija adoptada" por excelencia de Francia (su origen es Gran Bretaña), pero ha custodiado el estilo francés como nadie con su naturalidad y por saber combinar a la perfección la elegancia dentro de un estilo más informal.

Las claves del estilo francés

Amaya Lacarra | Woman.es

Forma parte de nuestra cultura: las francesas tienen "algo" con lo que nadie más cuenta, ese je ne sais quoi que las hace especialmente femeninas y exquisitas. Parece ser que no hay una regla escrita a seguir para emularlas, pero sí podemos dar con algunas claves para adaptar este estilo tan alabado.

"Las francesas no se toman a sí mismas en serio", decía Emmanuelle Seigner. Tal vez empecemos a entender el 'enigma' del savoir faire francés si hacemos caso a esta frase, que nos lleva a pensar en ese estilo predominado por una actitud "chic pero sin esfuerzo". Un arte que durante décadas han demostrarlo tenerlo mujeres como Jane Birkin (la fille adoptive por excelencia), la artista Françoise Hardy (no todo en el estilo francés es clásico) o la gran Brigitte Bardot, tanto detrás como delante de la cámara.

A día de hoy también encontramos un séquito de féminas como Inès de la Fressange, Marion Cotillard o Audrey Tatou que abanderan el estilo francés con la misma habilidad. Ser ellas mismas, acudir siempre a básicos de fondo de armario o no renunciar a la comodidad son algunas de las claves para entender su éxito. Repasamos su estilo para entender las claves de un grupo de mujeres capaces de inspirar con sus looks a medio planeta y (lo que es muy importante) perdurar en el tiempo sin que nadie se canse de ellas.