Kiam Kardashian, el pasado mes de junio en una acto en Los Ángeles. | Presley Ann / GETTY

Kim Kardashian enseña cómo sujetar bien el pecho con escotes imposibles

Un truco casero que sirve tanto para escotes de espalda como los frontales más vertiginosos, y que ella ha profesionalizado. 

Clara Hernández | Woman.es

¿Qué sujetador puede soportar un look Kardashian de escote vertical como aquel que Kim lució en la última gala amfAR (vertiginoso y serpenteante), o la afición de Gigi Hadid, Emily Ratajkowski o las propias hermanas Kardashian por lucir blazers desabrochados y puestos directamente sobre la piel desnuda, sin camisa debajo? 

El mundo da la lencería ha logrado crear prendas que ganan en invisibilidad dirigidos a quienes no desean prescindir del sujetador con el fin de solucionar algunos de esos looks difíciles, especialmente los vestidos con espalda descubierta, sin tirantes o con tirantes con formas poco convencionales.  Sin embargo, cuando los escotes se agudizan y, realmente, se vuelven casi intratables, hay que buscar otras fórmulas.

Gigi Hadid con traje y gabardina naranja en Nueva York. | CORDON

Hace ya un año,  Kim Kardashian desvelaba su truco mejor guardado para desafiar la gravedad en estas situaciones: una fórmula casera que consistía en sujetar el pecho con bandas adhesivas (desde debajo de este y hasta los hombros), adaptándolas a la forma del outfit que fuera utilizar. Y que, como ha demostrado, es apto para vestidos con un solo tirante, con cualquier forma de abertura o cut-out.

Ahora, sin embargo, la empresaria ha profesionalizado su receta y acaba de lanzar este jueves, 14 de noviembre, para su firma Skims unas bandas apropiadas para esta función, así como unas pezoneras para proteger el centro del pecho de tirones (en su momento, muchas usuarias pusieron el grito en el cielo pensando el dolor que podría producir despegar la cinta americana de esa parte del cuerpo).

El vertiginoso escote de Kim Kardashian tuvo a la celebrity muy pendiente durante toda la noche. | GTRES

 El lanzamiento ha hecho que Kim publique un auténtico manual de uso en sus stories y en los de la marca, en la que no solo solo muestra cómo utiliza ella las bandas y se las coloca, sino que otras usuarias comparten su experiencia con buenos resultados. 

¿Y qué hay que saber antes de comenzar a usar este invento? Lo primero, hay que colocarse las pezoneras. A continuación, hay que cortar las bandas con la longitud correcta (unos 16 centímetros; no debe sobrar demasiada cinta por debajo del pecho y debe llegar con holgura al hombro. Además, Kim pega primero la parte del hombro y luego eleva el pecho ligeramente antes de terminar de pegar la cinta adhesiva en la parte inferior). Es importante tensarlo para que no queden arrugas. 

El método es, realmente, sencillo y las bandas son de color carne (cuanto más similar al color de la piel, mejor) para que no se vean.  

Asimismo, Kim explica que en ocasiones recorta más uno de los extremos de la banda, estrechándolo, para aquellos casos en los que haya tirantes muy finos. 

Lo más importante, explica en distintos 'stories' guardados en la carpeta 'Pasties' del Instagram de Skims, es que las pezoneras (también disponibles en la firma) queden bien colocadas y que la parte central, que es más suave y esponjosa, coincida con la parte más delicada. La empresaria asegura que duran sujetas, sin problemas, unas 12 horas. Las bandas "supersuaves y elásticas", deben ser del mismo color que las anteriores. 

El nombre exacto del modelo es Skim Tonal Body Tape y tienen un precio de 36 dólares. Por su parte, las pezoneras cuestan 12 dólares y están disponibles, al igual que las bandas, en tres tonos.

Mira otras soluciones de lencería:  

 

Relacionados

-->