Aristocrazy

Juan Suárez, fundador de Aristocrazy: "Las cosas o te asustan un poco o no son rompedoras"

Su director creativo nos devela las claves del éxito de la joven firma que ha conseguido revolucionar el concepto de joyería.

Andrea Sicilia | Woman.es

Un túnel abandonado de la estación de metro de Chamartín ha sido el lugar elegido por Aristocrazy para presentar su nueva colección. La firma ha querido realizar un misterioso viaje desvelando los tesoros más ocultos desde la prehistoria hasta la actualidad. Tras el exitoso desfile charlamos con Juan Suárez, director creativo de la marca.

WOMAN: ¿Cuál ha sido el mayor hito en su carrera?

JUAN: Aristocrazy es una marca nacida de cero, ese es mi mayor hito. Sí que hemos tenido mucho background detrás, gracias a la experiencia que teníamos de alta joyería con Suárez y eso ha facilitado el camino. A nivel personal, mi mayor reto ha sido embarcarme en la empresa familiar, yo tenía opciones dentro y fuera de ella, pero este proyecto me convenció, me apetecía hacer algo nuevo e innovador y desde el primer momento he vivido el proyecto con mucha intensidad.

¿Y el momento más importante que ha vivido la marca hasta el momento?

Yo creo que la marca ha vivido varios grandes momentos. Uno es abrir su primera tienda y ver que funcionaba y que estaba llena. En ese instante ves el producto final, la idea del punto de venta, la cultura y, sobretodo, cómo lo percibe el cliente. El segundo hito importante para la marca fue hacerse internacional y abrir tiendas en varios países y tan rápido y el tercero ha sido desfilar en una Fashion Week.

¿Dónde encuentra su inspiración a la hora de crear una colección?

Nosotros somos un equipo creativo muy grande que trabaja en muchos sentidos. Tenemos gente de todos los ecosistemas, con perfiles profesionales artesanales, industriales y creativos. Nosotros nos inspiramos mucho de las tendencias y lo que se demanda en la calle, lo concentramos en presentaciones muy potentes y luego decidimos el camino por el que vamos a ir, siempre manteniendo la identidad de la marca.

¿Qué caracterizan los diseños de su nueva colección que ha presentado?

Aquí presentamos varias colecciones en una. El show representa las distintas épocas de la joyería. Empieza en la prehistoria, pasamos a la época clásica, después el barroco, nos acercamos el modernismo y después el futurismo. Todas esas etapas nos dan juego a la hora de diseñar. Todas las creaciones luego van a declinar en colecciones de calle y los volúmenes que sacamos en el desfile nos sirven para inspirarnos y luego lo conservamos como obra de museo.

¿Qué significa para una firma de joyería desfilar en una pasarela? ¿Se diseña de diferente manera una colección para pasarela que una que solo se muestre en escaparate?

Se diseña diferente cuando va a ser para pasarela o directamente para tienda, pero siempre pensamos en el diseño que vamos a ofrecer al cliente. Tenemos una tendencia clara, sabemos por dónde va a ir, buscamos cómo hacerlas realidad y luego las adaptamos a pasarela.

¿Cuáles son sus tiendas más importantes en España?

Tenemos tiendas importantes es bastantes ciudades. Los flagships los tenemos en Madrid y Barcelona. Nosotros hacemos una gran apuesta digital, pero también le damos gran importancia al punto de venta.

¿En qué países está ya presente la firma y cuáles son sus próximos objetivos?

Tenemos tiendas en España, Portugal, Chile, México, Guatemala y Estados Unidos y el plan de la marca es seguir expandiéndose. Es una firma internacional y tenemos vocación para ello. Hay que ser innovador, pero lo más importante es gustarle al cliente. Él hace la marca, nosotros estamos en un proceso continuo de adaptación a los nuevos tiempos.

¿Cómo y cuándo surgió la idea de crear Aristocrazy?

Fue en 2010, cuatro personas diseñando en una oficina de 20 metros cuadrados, también teníamos colaboradores externos que nos ayudaron a definir varias estrategias. Los comienzos fueron humildes y poco pretenciosos. Quién nos ha demostrado que la marca va adelante ha sido el cliente y en poco más de cinco años tenemos 85 tiendas.

¿Cómo recuerda sus comienzos?

Está todo por hacer y en ese sentido es muy bonito, cuando tienes un papel en blanco encima de la mesa y dices: voy a crear. Teníamos la idea de hacer una marca muy innovadora y siempre tuvimos el apoyo de nuestra familia. Presentamos el proyecto ante el consejo, el nombre, la atmósfera barroca de las tiendas, diseños muy relacionados con la moda y salió adelante. Con el paso del tiempo te das cuenta de que las cosas o te asustan un poco o no son rompedoras e innovadoras.

¿Qué consejo le daría a un emprendedor como usted que creyó y arriesgó con un nuevo proyecto?

Yo creo que cada vez hay más emprendedores y la gente se está dando cuenta de que se pueden hacer cosas muy buenas con mucho menos capital del que se cree. Yo siempre aconsejo arriesgarse al máximo y esa es la tendencia, la gente quiere emprender. Somos la generación más preparada, pero más asustada. Tenemos un gran potencial, el español es un gran emprendedor ya que tiene la parte creativa y de negocio. Si te gusta lo que haces siempre encuentras una manera de hacer que tu idea funcione.

¿Pesa llevar el apellido de una de las casas de joyería más importantes de nuestro país?

La verdad que no, ellos siempre nos han animado a que fuéramos lo que quisiéramos. Puede haber un poco de presión, o respeto, al ver todo lo que ellos han hecho y es muy difícil volverlo a repetir. Pero, lo importante es que te guste lo que haces y ellos están contentos viendo lo que disfrutamos.

¿Qué hace única a Aristocrazy frente a la línea Suárez?

Son marcas completamente distintas. Sí hay nexos de conexión que nos unen pero cada una tiene su identidad. La artesanalidad y la materia prima se comparte. Ahora bien, Aristocrazy está más ligada con el mundo de la moda, el diseño, que los productos duren menos en el punto de venta y que nuestras compras son más impulsivas. No queríamos compararnos con Suárez, buscamos crear una marca nueva y distinta, ni mejor ni peor, sencillamente diferente.

 ¿Qué famosos son incondicionales de sus diseños?

¡Muchísimos! (risas) Por ejemplo, Alaska y Mario, Olivia de Borbón, Eugenia Silva… Lo bueno que hemos creado es que tenemos una comunidad que es muy fiel a la marca, que es muy joven y que se siente muy afín a nosotros. Una idea que defendemos mucho en Aristocrazy es: ¿Por qué la mujer tiene que esperar a que el hombre le compre las joyas y no se las compra ella? Nosotros queremos que ella se compre sus propias joyas.

¿Qué caracteriza a la mujer que luce joyas de su marca?

Una mujer con carácter, con mucha personalidad, actual, que trabaja, que sabe dónde y cómo elegir, que valora lo que tiene. Este valor añadido tiene que estar muy presente.

¿Qué significa para usted el éxito?

El éxito es claramente ser feliz en la vida y que te gusta lo que haces, en todo los sentidos.

Ver 8 fotos