Shakira y Jennifer Lopez en la Super Bowl 2020.  | London Entertainment / SplashNews.com / GTRES

Jennifer Lopez sí que sabe lucir la alta costura en la Super Bowl de Miami (con el perdón de Shakira)

La actuación dorada y plata de las dos divas latinas deja con la boca abierta a la Super Bowl. 

Clara Hernández | Woman.es

El show que Shakira y Jennifer Lopez lideraron en la madrugada del lunes en el descanso de la Super Bowl, el escenario tal vez más importante y con mayor visibilidad al que puede aspirar un artista musical, dejó una tormenta de flecos metalizados, sabor de alta costura soberbia y grandilocuente, curvas voluminosas, mensajes de 'woman power' y 'latin power' (con bandera de Puerto Rico incluida), momentos tiernos protagonizados por la hija de Jennifer, Emme, himnos contagiosos y la que, según varios medios internacionales, fue una de las mejores actuaciones que han pasado por esa gran final deportiva con talante interplanetario (así lo insinúan CNN o Newsweek; esta última directamente reflexiona si no habrá sido la mejor actuación de la historia de dicho evento). 

Luces, 'twerking', resplandores galácticos... las dos divas dejaron con la boca abierta al público; primero por separado y, luego, juntas. Con la compañía ocasional de Bad Bunny y J. Balvin. Con alguna crítica política a la política migratoria de Donald Trump. Y, además, con looks espectaculares de alta costura (también en la fiesta previa al evento).

Y en el centro de todo, y con permiso de Shakira (que deslumbró en dorados y flecos y lentejuelas rojas, y botas de Peter Dundas hechas a mano con más de 30.000 cristales) se elevó Jennifer Lopez, impactante y energética, primero con un look de cuero sexy e intimidante de Versace con cremalleras laterales y tachuelas. Después, con body transparente y plata también de Versace, ya junto a su compañera dorada, a conjunto con flecos voladores y medias con flores bordadas del mismo color mientras a su espalda se elevaba una gran bandera de su país emplumada. 

Más detalles: comenzó Shakira saludando en español "Hola, Miami", aunque luego su tema 'Loba' sonó en inglés ('She wolf') y ella agitaba un sensual minivestido de lentejuelas rojas; luego la colombiana cogió la guitarra para agitar melena con talante metalero, obligando a los violines y a los violinistas a despeinarse. Y, cómo no, no faltó su espectacular movimiento de caderas y torsiones de odalisca.  

También hubo homenaje a la lengua española con el tema 'Chantaje', así como al carnaval de su tierra, con una particular vibración de lengua que ya se ha hecho viral. 

Las melenas fueron parte importante del show, que se agitaron libres, onduladas y frenéticas para acentuar todas las canciones. 

Una de las grandes sorpresas de la gala fue cuando la hija de Jennifer Lopez, Emme, de 11 años, salió con varias niñas e interpretó la canción de su progenitora 'Let's get loud' antes de que Shakira y su madre se unieran o roraban el show a ratos con twerkings o, la primera, tocando la batería. 

"Latino", era el grito que no dejaba de sonar entre meneos y volteretas laterales, para dejar bien claro que ese espíritu que iba a poner de pie al auditorio, venía de abajo y era deslumbrante y mágico.

Relacionados