Daniele Venturelli

Intimissimi 'on the rocks'

Música, patinaje y lencería. La última edición de Intimissimi On Ice hizo a la ciudad de Verona más sexy que nunca.

Laura García del Río | Woman.es

Afrodita, Circe, Medusa o Helena de Troya: los personajes que acapararon la Arena de Verona este fin de semana eran todos femeninos. Y eso sin contar a las invitadas que desfilaron por la alfombra roja, con Irina Shayk, Katy Holmes, Alice Campello, Chiara Ferragni y una de las nuestras, Carmen Jordá, a la cabeza.

Daniele Venturelli

Es el cuarto año que el gigante italiano (rey y señor del universo de la corsetería a este lado del charco) organiza este espectáculo, y esta vez ha querido utilizarlo para celebrar la que es su razón de ser: la belleza de la mujer. Un concepto que, para la firma, va más allá de la noción estética y se refiere, también, al talento y la fuerza. De ahí que para orquestar este homenaje, al que han titulado “A Legend of Beauty”, use a las protagonistas de la mitología clásica (de la hermosa Venus a la astuta Medusa) y también a Ferragni.

Pionera del fenómeno blog convertida en empresaria, la italiana cogió el relevo de Patricia Field, la artífice de los looks de “Sexo en nueva York”, y de Milena Canonero, ganadora de cuatro Oscar a mejor diseño de vestuario, para crear los trajes que lucieron las bailarinas sobre el hielo. Y no decepcionó: de los delicados vestidos de gasa y transparencias a los looks más audaces, con sujetadores en clave bondage y patines que se erigían sobre plataformas brillantes. "El proceso de investigación fue lo más interesante. Me documenté con libros de moda y mitología, pero también en Instagram, para darle un giro contemporáneo" nos cuenta Ferragni.

Daniele Venturelli

Su idea: seguir el hilo conductor del show, la feminidad, pero en clave actual. Porque, si algo ha distinguido esta edición de las anteriores ha sido ese toque moderno… y algo descarado. Tanto como para mezclar (y con tino, que tiene mérito) la voz de Andrea Bocelli y una orquesta de 36 piezas con temas tecno y la narración de la historia de Ariadna, Teseo y el Minotauro como si fuera un videojuego. Lo dijo Irina en la fiesta que siguió al show (que se alargó hasta altas horas de la madrugada, y a la que acudió con su madre después de pasear por Verona y hacer la visita de rigor al balcón de Romeo y Julieta para tocarle, como dicta la costumbre, un pecho a la estatua de la Capuleto): “La mejor edición hasta el momento”.