Abrigo de lana reversible con rayas multicolor, vestido largo de tul con detalles bordados, cinturón “D-Waist” de lana bordada multicolor y cuero, bota “Dior Quest” de cuero color camel, todo de la Colección Crucero 2021 de Dior. | Estilismo: Marta Lasierra, Fotografía: Juan Aldabaldetrecu

Ingrid García-Jonsson: "Mi vida es pura improvisación... pero ya no sufro"

Es la protagonista de la próxima película de Álex de la Iglesia, 'Veneciafrenia', pero lo que más ilusión le hace del 2021 es estrenarse como directora. 

Ester Aguado|Woman.es

No es una actriz al uso... ella se define como rara. Desde luego, verla llegar a la sesión de fotos con las cejas teñidas de lila no ayuda a descartar etiquetas. Alta, delgada, estilosa, esta rubia de tez clara parece, a priori, demasiado seria, un hueso duro de roer... pero bastan dos minutos de conversación para descubrir en la hispano-sueca una luminosidad muy grande, reflejo de su alma libre. Nada en ella es convencional y eso es, ahora y siempre, un soplo de aire fresco. Ingrid mola. Mucho. Ser natural es la más difícil de las poses y ella, espontánea y personal, lo borda.

¿Cómo ha sido rodar con Álex de la Iglesia?

¡Uf! No sé muy bien qué contestarte a eso... No lo conocía de nada cuando me propuso protagonizar esta película, 'Veneciafrenia' (un slasher que se estrenará en octubre en cines y, luego, en Amazon Prime Video) y ha sido toda una experiencia. Es un señor muy exigente, claro, directo, al final es uno de los mejores directores de España y una tiene que estar a la altura… supone mucha responsabilidad. Ha sido difícil, terrible en realidad, porque los personajes lo pasan fatal (risas). Pero es verdad que ha quedado una peli muy gamberra, divertida y muy cañera, como es Álex.

O sea, que repetirías...

Sí, sin duda, a mí me va la marcha… pero ahora necesito descansar, porque ha sido un viaje fuerte. Ni siquiera cuando empezamos a rodar sabíamos si podríamos acabarla, por las circunstancias, ahora es todo tan incierto… Esta peli de terror trata de un grupo de turistas que van al Carnaval de Venecia y uno de ellos desaparece. Y ahí comienza la búsqueda del que es mi hermano… cada cosa más alocada y divertida para el espectador. 

¿Te van los thrillers? Siempre te he visto en comedia…

Depende de lo que me ofrezcan. A mí me gusta hacer de todo y diversificar; sí que es verdad que vengo de una época en la que he encadenado más comedias ('Explota, explota', 'Salir del ropero', 'La pequeña Suiza'). Me interesan mucho, más que los dramas: es un registro muy complicado. Por ir probando y aprendiendo, la gente ahora me considera más una actriz cómica, pero eso es algo que no está en mi mano. Cuando empecé, era dramática y de cine de autor, luego me convertí en cómica, también he sido indie y he hecho thrillers…intento variar y que se me etiquete lo menos posible.

¿Tu entiendes por qué no te han nominado al Goya como mejor actriz protagonista por 'Explota Explota'?

¿Te parece que lo merecía, en serio? No lo sé, ojalá me nominaran siempre que trabajara… pero la peli tiene tres nominaciones: a la secundaria, que es Verónica Echegui, al mejor maquillaje y al mejor vestuario y estoy muy contenta. Lo que hay que hacer es celebrar, en lugar de pensar por qué no me han nominado a mí… ¿no? Sinceramente, tampoco me meto en los trabajos pensando en si me cae o no el Goya. Me interesa más la experiencia personal y esa peli supuso un crecimiento como actriz y como persona brutal. Así que le premio ya lo tengo.

¿Qué planes tienes para este año?

Tengo muchas ganas de disfrutar de la vida y de pasármelo bien. Estoy con cosas muy personales, como remodelar mi casa y también estoy escribiendo para poder dirigir yo mi propia historia, que tengo muchas ganas. Y creo que este año, ya por fin, voy a conseguir materializar alguna idea, lo que me hace mucha ilusión: tengo muchas ganas de aprender y de ponerme al otro lado para seguir creciendo.

¿Será un corto o te animarás con un largo?

Creo que va a ser un corto. Es verdad que todo lo que escribo se me queda larguísimo, porque me animo y me lo paso bien y no dejo de escribir... pero quiero empezar por algo pequeñito. A mí me suele salir el trabajo de un día para otro, así que meterme en un proyecto largo sería un pelín arriesgado.

Tu vida es pura improvisación…

Ahora mismo, la de todos, ¿no? Yo tengo esa sensación desde el año pasado y siempre ha sido así, porque con este trabajo una nunca sabe… pero tengo muy claro que ahora hay que pillar los días como vengan, intentar estar lo mejor posible, hacer algunos planes a largo plazo -no vamos a dejar de pensar en el futuro-, estar disponible  y agarrar las cosas buenas… sin sufrir. Antes, la incertidumbre del trabajo me suponía mucho sufrimiento y ahora ya lo asumo: "vale, no sé cuándo voy a volver a trabajar… ¿qué puedo hacer mientras que me divierta, que me haga sentir bien y que me aporte?", me digo a mí misma. A lo mejor no vuelvo a trabajar de actriz, pero me convierto en una gran artista… ¡yo qué sé! Hay que aprender a estar bien con lo que se tiene.

Si tuvieras reinventarte, ¿qué harías?

Uy, reinventar es una palabra que siempre me ha dado mucha manía... por esto de Madonna. Me encantaría irme un tiempo a un refugio con animales, trabajar con ellos, en una protectora. Es verdad que me costaría mucho dejar el mundo del cine, así que intentaría trabajar en esta industria sea en el departamento que sea. Y si no, me voy a Costa Rica a salvar tortugas, que siempre me ha parecido un planazo (risas).

María Bernad, Greta Fernández, Ingrid García-Jonsson y Manuela Velasco con look de Dior. | Estilismo: Marta Lasierra, Fotografía: Juan Aldabaldetrecu

¿Cómo empezaste a colaborar con el programa ‘La Resistencia’?

David Broncano y yo nos hemos hecho amigos, así que voy cuando quiero. Por seguir la onda de hacer lo que a uno le gusta y le entretiene: ellos se lo pasan bien conmigo, yo me lo paso bien con ellos, así que cuando la cosa cuadra, me paso a saludar. Voy 5 minutos y me vuelvo a mi casa (risas). No pactamos nada, voy a hablar con David. Al principio, me generaba mucho conflicto: debo de tener un ego muy grande y tenía mi imagen muy controlada, por lo que me daba miedo que los demás vieran mis grietas y mis errores. Y en 'La Resistencia' muestro una parte de mí más desenfadada de lo que me hubiera gustado, porque siempre vamos de grandes divas, de gente seria y yo no soy así. Que los demás me hayan visto así me dio susto por si pensaban que mi trabajo no iba a estar a la altura. También, si conocen mucho de ti, igual luego les cuesta más verte en un personaje… me daba apuro. Ese programa lo ve mucha gente… ¡más de lo que yo pensaba!

Te ha robado el anonimato... 

Pero me ha dado buenas experiencias: he publicado un libro de poesía, salgo en la portada de un cómic, he jugado un partido de tenis con Piqué… Me han pasado cosas con ellos que, al final, cuando haces balance, te alegras de no haber renunciado a ellas.

- El futuro es nuestro

- Manuela Velasco: "Debemos apostar por ser nosotras, por ser honestas" 

- Greta Fernández: “Siempre estoy conectada conmigo misma, no me descuido” 

- María Bernad: "Las mujeres tenemos un poder inmenso, si nos mantenemos unidas"