Meghan Markñe a su llegada al Mountbatten Music Festival. | WPA Pool / GETTY

El imponente look en rojo de Meghan Markle gracias al vestido rojo con capa con el que todas soñamos

En su penúltimo compromiso como Duquesa de Sussex. 

María Aguirre | Woman.es

Sin palabras. Así es como nos ha dejado Meghan Markle con el que para muchos es ya seguro su look más espectacular desde que la conocemos. Impresionante su aparición con un vestidazo rojo en el Festival de Música de Mountbatten celebrado en el Royal Albert Hall de Londres. Histórico outfit, de los que recordaremos dentro de varias décadas. No sabemos qué nos deparará el futuro ahora que está a punto de comenzar de forma oficial una nueva vida, pero el presente nos está dejando un órdago de la todavía Duquesa de Sussex en toda regla.

Como si fuera su dulce venganza a la prensa sensacionalista y a esa parte de los británicos que no han mostrado demasiada simpatía por ella después de la decisión de mudarse a Canadá, la norteamericana ha vuelto a Londres con ganas de dejar huella en este sprint final como miembro de pleno derecho de la familia real. Y vaya si lo está consiguiendo.

Ya avisó de sus intenciones con un vestido turquesa de Victoria Beckham en los Premios Endeavour, y ahora acaba de hacer un ‘all in’ en toda regla para acudir a este evento en el que se reúnen todas las bandas de música de la Royal Navy. Es como si quisiera decir con este outfit algo así como “Yo me voy, pero os vais a acordar de mí siempre”. Y así será, porque sobran las palabras ante las imágenes de la duquesa de Sussex con el elegantísimo vestido recto con falsa capa sobre los hombros, cuello cerrado y larga abertura lateral de la firma Safiyaa.

Meghan Markle y el Príncipe Harry en su penúltimo compromiso real. | Gtres

Una cartera de mano y unos salones, ambos también en color rojo - de Manolo Blahnik la primera y de Aquazzura los segundos- completan junto con unos pendientes en cascada del mismo tono este total look que dará tanto que hablar en Reino Unido (y fuera de él) en los próximos días.

Es innegable que a la exactriz se la ve más feliz que nunca. No solo lo dice la sonrisa de oreja a oreja que no le desaparece de su rostro estos días en la capital británica, sino que hasta los colores que ha elegido para vestir en las tres apariciones públicas que ha hecho desde que ha vuelto a pisas tierras británicas se alejan de los tonos sobrios que habían caracterizado su estilo hasta la fecha.

Aunque nos alegremos por haber conseguido llevar a cabo su deseo de pasar a un segundo plano en la vida pública, lo único que podemos añadir ante semejante look es un lamento porque se le va a echar mucho de menos en este tipo de eventos. 

 

Relacionados