Olivia Palermo practica el groutfit a menudo, también en versión lady y con accesorios en color nude. | GTRES

Gris, dale la bienvenida al nuevo negro

Se ha convertido en el rey absoluto de la temporada. Y más aún en versión monocromática. Está claro que el gris parece dispuesto a sustituir al negro en tu armario. 

Carmen Olalla

Que en el mundo de la moda se viste de negro, era una obviedad hasta hace poco, pero la tendencia parece cambiar hacia un ‘mundo gris’. ¿Las razones? Múltiples. Y todas, muy cool. Te desvelamos las razones y las formas de adaptarlo a tu armario. ¡Apúntate al ‘groutfit’!

 

En primer lugar, apuesta por encontrarle el lado práctico. El gris es un color menos severo que el negro, más elegante que camel y azul marino , y mucho más práctico que el blanco. Es decir, está hecho para ser una estrella. 

Más que un básico. Porque estás más acostumbrada de lo que crees a él. ¿Cuántas sudaderas y camisetas grises hay en tu armario? ¿Y suéters de punto? En realidad solo tienes que ‘maximizar’ tus prendas. Comienza a mezclarlas entre sí hasta que des con el mix perfecto.

En versión monocroma. Es decir, en una misma gama de gris y de la cabeza a los pies. Es la versión más cool y elegante de la tendencia como propone Stella McCartney. Y las celebrities se apuntan al gris claro como estrella absoluta. Pero tampoco debes dejarte arrastrar por la ‘marea de la tendencia’. Pruébalo, y si no te sienta bien, elige otra gama. El gris es un color que, según y cómo, puede resultar difícil: no a todo el mundo le sienta bien exactamente el mismo. Tendrás que probar cuál es el tuyo en función de tu piel y tu color de pelo. 

Todas las sombras de gris. Sí, porque existe vida más allá de la monocromía en un solo tono. El gris es un color que funciona a la perfección con todas sus gamas, una cualidad que no tienen otros, como el azul. Eso sí, tampoco te pases. Elige dos tonos de gris como máximo, combínalos bien y no incorpores ninguno más. Te pasarías de la raya.

Apuesta por llevarlo con estampados, Porque como la mayoría de los tonos neutros, funciona muy bien combinado con prints. Eso sí, para no salirte de la tendencia, combínalo con estampados en su mismo color, tipo pata de gallo o príncipe de Gales. Le dará un toque entre british y masculino que subirá enteros su carácter fashion.

¿Y con otros neutros? La verdad es que funciona a la perfección, especialmente con las versiones más pastel de colores como el beis o el azul. Pero también puedes incluir otros como el rosa y el verde, siempre y cuando sean empolvados. ¿Con otros tonos más fuertes? Por supuesto, pero ya no hablamos de groutfit...

¿Y los accesorios? Es una opción apostar por la versión monocroma, si esta es tu alternativa, prueba a introducir un tono de gris más oscuro en zapatos y bolso. Aunque quizá, lo más sencillo sea apostar por clásicos como el negro y el camel para tus complementos.

Ver 16 fotos