Manga globo y maxi cuello, la gabardina perfecta es de Adolfo Dominguez. | D.R.

La gabardina de pura tendencia que no es lo que parece

Mangas globo, un cuello precioso, el tono perfecto... esta prenda lo tiene todo, pero hacerte con ella va a ser complicado.

Woman.es para Adolfo Dominguez

Es un hecho, las maxi mangas vuelven pegando fuerte y las hemos visto hasta la saciedad en influencers, fashion insiders e incluso desfiles de la última semana de haute couture en París. Por eso nos vuelve locas esta gabardina gris piedra que firma Adolfo Domínguez. Nos la pondríamos las 24 h. y es que además es la prenda perfecta para llevarla sin parar de aquí hasta que el calor empiece a no darnos tregua. Ya la necesitas, ¿verdad? Tenemos una mala noticia: no está a la venta. 

Esta prenda se confeccionó hace 30 años. 

Lo mismito nos pasa con esta falda tubo. Negra, de cintura extra alta, ideal tanto con un crop top (como en la imagen) y zapas, como con una camisa y taconazos. Una prenda que necesitas tener en el armario y que... ¡ups!, tampoco está a la venta. Lo estuvo hace 35 años. 

Negra, de cintura alta y largo midi, una prenda que nos hace suspirar. | D.R.

No nos hemos vuelto locas. Ambas imágenes forman parte de la última campaña de Adolfo Domínguez. La firma pretende con ellas enviar un mensaje de concienciación de consumo sostenible, continuando así con el compromiso que ya adquirió temporadas atrás.  

 

Compra ropa que dure más que las modas

Bajo el eslogan 'Sé más viejo' la marca gallega presenta una serie de looks de máxima tendencia (nosotras nos los pondríamos todos mañana) en los que la particularidad es que la prenda principal tiene hasta 40 años. Además estas piezas ya tienen dueño, han sido donadas por distintos clientes de Adolfo Domínguez. El mensaje que quieren lanzar es claro: compra ropa que dure, cuyo estilo sea atemporal y con la que te sientas cómoda (y guapa) por muchos años que pasen. Las prendas que ves en las imágenes son ropa vieja, pero sigue estando de máxima actualidad. Y es que no hay nada que dé más gusto que adquirir algo que siga reinando en el armario temporada tras temporada, que aguante los lavados y que, cada vez que lo lleves, alguien te pregunte que dónde lo has comprado. ¿Verdad?

Pero eso no es todo. Comprando con conciencia además contribuimos a reducir el impacto medioambiental que provoca el fast fashion; una industria que se ha posicionado ya como la segunda más contaminante. ¿Sabías que sólo en EE.UU. cada año se desechan 15 millones de toneladas de ropa que acaban irremediablemente en vertederos o incluso en el mar? ¿Y que para producir un solo par de jeans son necesarios al menos 10.000 litros de agua? Sé tú también más vieja, como propone Adolfo Domínguez, y haz que prime la calidad frente a la cantidad. Y para la dueña de La Gabardina: nos das mucha envidia.