Eva escogió para la ocasión un look beauty muy sencillo. | GTRES

Eva Longoria reinventa el 'little black dress' y demuestra que siempre es una buena elección

Eva Longoria siempre acierta (o casi siempre). Es elegante, estilosa y sus looks dejan huella. Ahora, demuestra que un 'little black dress' siempre es una buena opción, más si es con transparencias. 

Diana Matilla | Woman.es

El clásico vestido negro que sirve para cualquier ocasión se reinventa. Con escotes imposibles, de manga larga o corta, incluso con trnasparencias. Siempre es un fondo de armario. Y Eva Longoria lo sabe bien.

Con motivo de una gala celebrada por su propia fundación, con el objetivo de empoderar a la mujer latina, la actriz eligió un diseño sencillo pero especial. El vestido, negro con tachuelas, no dejó indiferente a nadie y demostró que las transparencias pueden ser elegantes si están bien distribuidas. La prenda, que le llegaba hasta la rodilla y era de gasa en las magas y los costados, estaba decorada con tachuelas alrededor del escote, que no era pronunciado, sino bastante alto, llegando hasta al cuello. 

El 'make up look' de la estrella de 'Mujeres desesperadas' se mantuvo sobrio, eligiendo un color 'nude' en los labios y un ahumado en tonos verengena y tierra para los ojos, que le aportaba un acabado muy luminoso. El recogido bajo y con ondas,  accentuaba la dulzura de sus facciones y dejaba lucir el vestido en su totalidad.

Sin complementos y con unos pequeños pendientes, el calzado elegido fueron unas sandalias, también en color nego, que le daban el toque clásico al estilismo. La actriz demostró, una vez más, que en muchas ocasiones la máxima de 'menos es más', se cumple con creces.