Eva González con vestido largo de Ze García. | Instagram @evagonzalezoficial

Si buscas un vestido largo de invitada de invierno, fíjate en este de Eva González cargado de lentejuelas

La presentadora ha vuelto a darnos una lección de estilo en 'La voz'.

Woman.es

Lo único malo que tiene que tachemos un viernes más del calendario es que nos queda uno menos para disfrutar del repertorio de looks de Eva González en 'La Voz'.

Abonada a las lentejuelas en las últimas semanas ya sea con un traje de chaleco y pantalón, con un vestido corto que acertó al combinar con botas altas o con una camisa que siempre queda bien con un pantalón negro, la presentadora ha demostrado que este elemento decorativo es mucho más versátil de lo que puede parecer a priori al declinarlo en todo tipo de elementos. 

Pero en la semifinal del famoso talent show ha optado por llevarlas en su máxima expresión, la más destacada: en un vestidazo largo en color rojo con el que estaba impresionante. 

De torso ajustado, incluidas las mangas largas de la pieza, y con un pronunciado escote en uve, y con una larguísima abertura en la parte central de la falda que dejaba sus interminables piernas a la vista al caminar, el vestido es espectacular como un look de invitada para una boda de invierno, como puedes ver en la imagen que la andaluza ha compartido en su perfil de Instagram.

La firma Ze García Atelier es la que ha creado esta impresionante pieza que en estático y visto de frente parece simétrico gracias al efecto espejo que hacen el escote en uve y la abertura de la parte inferior y, sobre todo, al fruncido que decora el núcleo de la pieza, haciendo que converjan las "dos partes" a la altura del estómago. 

Eva ha combinado el vestido de invitada de la firma española con unas sandalias de tacón alto y cierre de pulsera al tobillo en color chocolate de Mascaró. Un labial rojo, a juego con el vestido, y un peinado natural ondulado, dejando su melena suelta y peinada con raya en medio, son dos detalles más destacados de un beauty look discreto, que acompaña a las mil maravillas al protagonista del look, el vestidazo plagado de brillos.