Nacho Pinedo

Etxeberría toca el cielo

Charlamos con el diseñador Roberto Etxeberría en la víspera de uno de los estrenos más esperados del año, “Los juegos del hambre Sinsajo -Parte dos” donde aparece parte de su última colección. 

Olga Tamarit

Roberto Etxeberría ha sido uno de los elegidos para participar en el vestuario del estreno más esperado del año. El diseñador guipuzcuano nos habla del buen momento que atraviesa la firma.

woman.es: ¿Cómo ha pasado todo?

Roberto Etxeberría: Ganamos el segundo premio de Cibeles y a raíz de eso nos invitaron a Brooklyn Fashion Weekend. Cuando llegamos los raperos y ese mundillo fliparon con nosotros. Es gente que se atreve mucho, no tienen miedo. Nos dimos cuenta de que teníamos que estar allí y apostamos por estar en las ferias. De esto hace dos años. Hemos trabajado mucho, nos hemos movido más y hemos arriesgado todo lo imaginable. Cuando lo sumas todo te asustas porque es una gran inversión y no sabes si vas a sacar algo en claro de ahí.

W: Pero sí salió...

R: Sí, sí, de las ferias salieron varios puntos de venta en New York y de esos puntos de venta la oportunidad de participar en "Los juegos del hambre Sinsajo- Parte2"

W: ¿Cómo sucedió exactamente? 

R: He estado dos años mordiéndome la lengua. Yo no había visto ninguna peli. Estaba en casa a las tres de la mañana cuando recibí el mail de los responsables de vestuario (Kurt Swanson y Bart Mueller que han hecho una cuidada búsqueda de diseños que encajasen con la estética de la última entrega de la saga). Yo no entendía nada, pero le dije a mi marido; Joan, esto suena gordo. Con mi inglés de Google translate leí algo de Hollywood y empecé a flipar. Les contesté y a la media hora ya me estaban preguntando qué tenía producido porque había poco tiempo. Luego la locura, contratos de confidencialidad firmados y yo con ganas de contarlo a todo el mundo.

W: ¿Has podido ver el resultado?

R: No, pero me muero de ganas de ver la peli. He visto fotogramas. Salen varios abrigos. En total de toda la colección se quedaron con 40 looks entre abrigos, trajes, zapatos … pero no sabemos qué prendas aparecen exactamente. Sé que éste lo lleva Woody Harrelson -dice mientras muestra un abrigo austero y contundente, realizado en doble faz- no pesa nada y calienta lo más grande. Mira, mete la mano..

Fotograma de "Los juegos del hambre Sinsajo- Parte 2" con Woody Harrelson llevando un abrigo de Etxeberría. | D.R.

W: Debes estar pletórico..

R: Imagina. Sin saber que existen "Los juegos del hambre", con un trabajo que no tiene nada que ver con Hollywood, el ver que haya sido interesante y seleccionado, junto a otros diseñadores increíbles como Yamamoto, McQueen, Gaultier o el coreano Junn J para estar dentro de la súper producción del año... se te va la cabeza. ¡No hay mas techo! 

W: Las prendas de Etxeberría son trabajos artesanales casi de alta costura ¿cómo te planteas las colecciones?

R: Depende, por ejemplo “Siete pelos” -un abrigo fabricado con pelo de siete animales diferentes- es único en el mundo y además ahora tiene el valor añadido de que ha salido en “Los juegos del hambre”...Después tengo piezas menos exclusivas pero que también son únicas, como los pantalones que llevo. Son de cashmere, cuero, astracán… empiezas a sumar y cuando empiezas a hacer el escandallo la cosa se dispara. Empiezo a hacer números, no sólo lo de los materiales. También tengo que sumar patronaje, horas de costura, un equipo de siete personas, ocho si contamos a mi marido que, aunque tiene su historia, hace de soporte… En fin que empiezas a sumar y el precio se dispara. Yo no le cargo lo que me gustaría cargarle a las piezas porque sé que no soy una firma top ni una casa de costura, aunque tampoco me menosprecio. Soy realista, valoro mi trabajo. Soy de los de para malvender no vendo. 

W: ¿De qué hablas en tus colecciones?

E: Todas hablan de mis raíces y de donde soy, y de unos orígenes de sastrería clásica inglesa, el tailoring. Eso es la base, luego lo voy adaptando a mi cabeza, lo mezclo con otros conceptos, con las cosas que me gustan…

W: ¿Y qué te gusta?

E: Todo. La persona menos estética puede inspirarme. Por ejemplo, un homeless. Me interesa mucho esa estética porque hay una situación visual que produce vértigo creativo. No hace falta ir a princesas ni reyes, está todo en la calle. Desde la persona que no tiene donde vivir hasta la cosa más exquisita. Me gusta todo. Me gusta la música, me gusta comer, me gusta cocinar, me gustan las personas. Me gusta la piel. No me gustan las tonterías, no me gusta el rollo de levanto el cuello porque soy un pavo real. Porque el mundo está lleno de pavos reales y de vendedores de humo.

En Etxeberría creamos una imagen que habla del desglose y la interpretación, de las combinaciones de texturas, de superposiciones de prendas… ¿por qué tienes que ponerte una americana de una determinada manera? Igual me pongo una americana y encima me pongo un chaleco. Descontextualizamos la tipología de prendas para llevarla a otros contextos. Deconstruímos.

Look de Etxeberría A/W 2016 "Poet in New York" | D.R.

W: Cuando fuiste a presentar tu colección a Brooklyn, ¿pensabas que podrías acabar participando en una de las súper producciones del año?

R: Qué va. Si me paraban por la calle para decirme que les encantaba mi abrigo y me moría de vergüenza.

W: ¿Vergüenza tú? 

R: A ver, yo soy como soy pero también tengo mi corazoncito, aunque pueda parecer un asesino en serie (risas). Estas cosas me llenan de orgullo y a la vez me emociono porque, por ejemplo, me acuerdo de mis padres. Yo de pequeño era un trasto. Y ahora la familia viene a ver los desfiles y mi padre saca pecho. La vida da muchas vueltas.