© Barbie

Curvy, Petite y Tall, así son las nuevas muñecas de Barbie

Barbie se desprende (por fin) de los cánones de belleza establecidos. 

Garbiñe Continente | Woman.es

'Las niñas ya no quieren ser princesas...' y no lo dicen los rockeros de los 80, lo dice Barbie, que es quien mejor las conoce. Las muñecas más famosas del mundo, tan criticadas durante más de cincuenta décadas por transmitir unos ideales de belleza casi inalcanzables y que, según sus detractores, se alejaban de la mujer real, se rinde a la diferencia, la diversidad de medidas de la figura femenina. 

El fenómeno curvy ha invadido pasarelas, alfombras roja, grandes y pequeñas pantallas, novelas y grandes historias. Ahora, llega a las muñecas Barbie; y no viene sola, sino que la acompañan Petite y Tall, formando así el trío de ases con el que se ha hecho la multimillonaria marca de muñecas de plástico. 

Hemos visto a Barbie metiéndose en la piel de princesas Disney, actrices de Hollywood, diseñadoras, modelos, mujeres de la más alta realeza e incluso, 'it girls'. Barbie se ha convertido en toda una mujer 2.0, contando, incluso, con más de 600 mil seguidores en Instagram. Ha asistido a galas de los Oscars, alfombras rojas de renombre y desfiles de alta costura. 

Ahora, bajo el lema #TheDollEvolves (la muñeca evoluciona), Barbie se desprende de sus medidas '90-60-90' para interpretar (por fin) el papel de mujeres con todo tipo de tallas. Chicas de color que no superan el 1,60m de altura, mujeres con caderas anchas, altas, pequeñas, delgadas y gordas. Esto supone un paso más en la lucha por el desprendimiento de tallas y cánones. Pero no solo eso, sino una evolución en la educación y el desarrollo de niñas que, ahora sí, jugarán con muñecas de todas las medidas. 

La mujer está de enhorabuena. Ahora sí, gritemos TODAS: 'I'm a Barby Girl, in a Barby world'