Imagen de campaña de Yerse. | D.R.

La colección con alma salvaje por la que vas a suspirar

Lo último de Yerse nos transporta a un paraíso de vida slow en el que desconectar de la jungla de asfalto con looks 100% inspiradores. 

Woman.es para Yerse

Cierra los ojos, imagina que caminas descalza por una playa salvaje, paisajes exuberantes te rodean, universos de agua y flores. ¿Lo tienes? Esa es la sensación que la firma Yerse ha usado de punto de partida para desarrollar una colección a la que ha llamado Wild Paradise y en la que predominan los tonos neutros, los tejidos sostenibles y que dan como resultado un montón de prendas que nos morimos por estrenar.  

La colección SS20 de la firma nos quiere trasladar a un futuro cercano en el que vivir en armonía con el medio ambiente será tan natural como respirar. Algo que perdura en destinos lejanos y que conseguiremos que vaya a más. Con el concepto de consumo responsable como leitmotiv, Yerse quiere que compremos tomando conciencia de lo que el producto lleva detrás y de la manera en la que ello repercute sobre el planeta.

Inspirándose en paisajes vírgenes y en lagos de aguas cristalinas, las propuesta que forman Wild Paradise se tiñen de verdes turquesa y azules. Con patrones que recuerdan al estilo explorador en piezas workwear de colores naturales, con bolsillos utilitarios, pespuntes vistos y faldas de línea safari para llevar en cualquier ocasión. La comodidad es la máxima y para lograrla han usado lino y algodón ultra lavados, con texturas y arrugas vividas.

 

Las prendas básicas atemporales que propone Yerse para la próxima primavera se elaboran con algodones orgánicos respetuosos con el entorno y suaves en tonos crudos, blancos de conchas y de arena iluminados por toques color maíz.  

En Wild Paradise encontramos también piezas con muchísima personalidad con pequeños detalles que las hacen especiales. Monos, vestidos y sets de dos piezas cargados de estilo para brillar desde la mañana hasta la noche.

Prints que te van a enamorar

Rayas multicolor conviven con exóticos estampados florales, a veces inspirados en la vegetación de densas selvas perdidas y otras en pequeñas flores de jardines situados frente al mar. Monos y shorts de tejano fresco, sin tratar, en color crudo libre de tintes y, por supuesto, las eternas rayas marineras que encontramos en túnicas y vestidos camiseros. El color rojo convive con rosas y degradados que recuerdan a las puestas de sol sobre arrecifes de coral, manteniendo así la inspiración del mar, hilo conductor del paraíso que Yerse ha creado. 

Sin duda un nuevo código de moda consciente, conectada con la naturaleza y cargada de prendas casual que nos invitan a recomenzar.