@mango

Los chalecos vuelven a nuestras vidas y lo hacen para quedarse durante muchísimo tiempo

Cada una de sus nuevas versiones te encantarán y no pararás hasta copiarlas.

NATALIA MORÁN | WOMAN.ES

Nuestro radar de tendencias sigue activado y te desvelamos una nueva que te va a encantar: los chalecos han vuelto y lo han hecho como nunca te los hubieses imaginado.

Recreados de mil maneras distintas, ya no solo son vaqueros y ya no solo lucen rayas diplomáticas a modo de único estampado establecido. Ahora son fluidos y de colores vivos, incluyen cuadros en sus tejidos además de joyas a modo de botones y sus cortes son tan diversos que lo mismo puedes llevarlos como tops o más bien como vestidos.

Y en su regreso también han dejado atrás su uso más invernal y navideño con un punto mucho más fino en el que no hay cabida para renos bordados. Pero de vuelta a la realidad y al verano, puede que sea ahora el mejor momento para lucirlos añadiendo a tus looks capas en el que el 'más es más' se convierte en el lema oficial y en el que, si prefieres algo más sencillo, la discreción gana terreno sustituyendo a prendas y otorgándole el papel de camisa como bien hacía Rachel Green.

Ver 8 fotos

Así, nuestras tiendas por excelencia a las que siempre acudimos en busca de los artículos con los que triunfar cada temporada han añadido en sus 'stocks' esta prenda que tan de los 90 siempre ha sido y que ahora vuelve a recuperar su esencia 'millenial'.

¿La mejor forma de llevarlo? Como tú quieras. Con vestidos, faldas, pantalones o trajes. En looks más elegantes o menos formales y con tacones, zapatillas o botas. En tus manos está darle tantas vidas como desees y en ese intento de convertirte en objeto de miradas como si tu camino a la oficina del mismísimo 'street style' se tratase, recopilamos cómo lo llevan las reinas de Instagram.

1. Con faldas (y si son de tul, mucho mejor)

Cortas o largas pero con faldas. Para el día a día o mejor para eventos especiales. Atrévete y ve a tu próxima boda con una falda con extra de volumen y repleta de tul en la que el chaleco, a poder ser cruzado y cerrado, se encargará de marcar tu figura y conseguir un look de invitada muy original.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Veronica (@veronicaferraro) el

2. Con pantalones

Olvídate de los vaqueros y rescata tus pantalones anchos y fluidos para combinarlo con la prenda estrella e inesperada del otoño. Repitiendo fórmula, crea un look en el que el juego de volúmenes sea el principal protagonista.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Gala (@galagonzalez) el

3. Con vestidos 

Como siempre lo habíamos llevado. Vaquero y, esta vez, acompañando un vestido en un intento de hacernos con la única regla del 'más es más'. ¿Un plus? Llevarlo con botas 'cowboy' o botas moteras.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Chiara Ferragni (@chiaraferragni) el

4. Con pantalones a modo de traje 

Los trajes también son para el verano y si la chaqueta se puede sustituir por el chaleco, éxito seguro. En colores planos o con estampados llamativos, las prendas exteriores cortan sus mangas para adaptar los uniformes a las temperaturas más cálidas.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Emili Sindlev (@emilisindlev) el

5. A modo de vestido como única prenda

Con tejidos fluidos o confeccionados a golpe de punto por completo. Sin nada más que añadir salvo que un cinturón y unos zapatos potentes o, muy a la inversa, cargarlo con tops de manga larga y bolsos XXL hasta conseguir que todas las prendas parezcan una.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Emili Sindlev (@emilisindlev) el

Con una lista repleta de inspiración, ahora es tu turno para rescatar tu chaleco, hacerte con uno nuevo y empezar a crear looks con los que demostrar que el regreso de esta prenda es todo un acierto. 

Relacionados