IMAXTREE

Capa, manual de uso

Burberry, Saint Laurent o Michael Kors la han convertido en estrella de la pasarela. Las street style e influencers la han elevado a objeto de deseo, y la reina Letizia ha desatado la pasión por la capa este otoño.

Carmen Olalla | Woman.es

Pero quizá, hasta este momento, ni siquiera te habías planteado hacerte con una. Así que si tienes dudas sobre cuál elegir o cómo llevarla, estas son algunas de sus claves.

Lo primero, tendrás que distinguir entre capa y poncho, porque este otoño de todo hay por las calles y tiendas, ya sean de lujo o low cost. ¿Cómo distinguirlas? Muy fácil, la capa tiene aberturas específicas para los brazos, mientras que el resto de prendas similares no. Parece obvio, y lo es, pero incluye un matiz importante: le otorga un estatus de sastrería y elegancia que la diferencia absolutamente de sus ‘colegas’.

Lo segundo, ¿lisa o estampada? Eso solo lo puedes decidir tú. Elígela lisa si la quieres usar tanto de día como de noche para darle a tus estilismos un toque arreglado y elegante. Si la quieres llevar de forma más casual, entonces elígela estampada, quizá en versión tartán, príncipe de Gales o pata de gallo, perfectas para llevar incluso con vaqueros y botas altas.

Ten en cuenta que es la prenda perfecta para épocas de transición, cuando todavía no hace frío para llevar un abrigo, pero tampoco puedes salir en mangas de camisa. Vamos, que te abriga lo justo y te permite jugar con una de las tendencias claves de esta época, la superposición. Llévala, en función del estilo que hayas elegido, sobre todo: sudaderas, jerseys de punto, blusas femeninas o camisas de cuadros.

En versión arreglada. Apuesta por una lisa, preferiblemente negra o azul marino y con poco adorno y exceso. Recuerda que, por sí misma, ya es una prenda que llama la atención lo suficiente, no necesitas añadirle nada más... ¿De noche? Considérala una forma de darle un toque moderno a un esmoquin, sustituyendo por ejemplo a la blazer. Y de día, para esos momentos en que necesitas un look arreglado, prueba a combinarla con una blusa con lazada y una falda recta. Si buscas un look para salir, prueba a combinarla con un pantalón de cuero y un total look negro. Irresistible.

Si prefieres un look básico. Entre lo casual, lo cómodo o incluso con un toque british, apuesta por una versión estampada, o en color liso, pero que no sea negra. Búscala, por ejemplo en gris, en verde militar o con estampado de cuadros.  Es perfecta para llevarla con pitillos y un suéter de punto grueso, para darle un aire muy inglés. ¿Quieres no pasar desapercibida? Apuesta por rematar tu look con unas botas mosqueteras. El detalle perfecto si lo que buscas es epatar.

Y recuerda, hazlo simple. Es decir, que sea cual sea tu look, arreglado o informal, que el resto de tu look y tus accesorios sea tirando a básico, porque recuerda que se trata de una pieza con tanto carácter y personalidad que por sí misma se basta para ‘montar’ tu look. No lo recargues.

Ver 14 fotos