Abrigo beis (119,99 €) y vestido burdeos, ambos Violeta by Mango. Brazalete de resina y bolso, ambos Emporio Armani. | Antoni Bernard

Candice Huffine, una diva real

Las curvas de Candice Huffine han conquistado a los mejores fotógrafos y firmas. La top estadounidense, imagen de Violeta by Mango, es la modelo XL más sexy del mundo. 

Myriam Serrano | Woman.es

Al natural, parece más joven de sus 31 años recién cumplidos. Y es por ese rostro aniñado, casi de muñeca, tan seductor. «¿A quién nos recuerda?», comentamos entre el equipo mientras la maquillan para la sesión. «¡A Priscilla Presley en los 60, sí!» Ella ríe y pide que suban el aire acondicionado para combatir el calor que ahoga esos días en Barcelona. «Esta ciudad me encanta, pero yo llego de Nueva York, donde el aire es mucho más frío», dice. Allí vive desde que dejó su Maryland natal para convertirse en modelo, a los 14 años. Candice Huffine ha pulverizado los cánones estéticos en el mundo de la moda y este año se ha convertido en la primera modelo de tallas grandes que aparece en el calendario Pirelli. Su 1,80 de estatura y su talla 46 imponen, pero lo que más sorprende de ella es que estamos ante una mujer real, con curvas, como tantas con las que te cruzas cada día. Sus piernas son preciosas, largas y de tobillos finos. Empieza a posar y nos quedamos sin habla: Candice ama realmente su cuerpo.

¿Estás feliz por ser, además de top, un modelo para miles de mujeres?

¡Mucho! Es un gran honor y estoy orgullosa. Soy muy afortunada de trabajar para marcas como Violeta by Mango en un momento en el que se ha abierto el debate sobre la diversidad de tallas y constituciones y la gente está dispuesta a escuchar. Trabajo muy duro para ser un modelo positivo y ayudar así a las mujeres a quererse a ellas mismas. 

¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo?

La oportunidad de impactar a través de la imagen. A veces, hacemos fotos para vender ropa, pero a veces conseguimos alguna instantánea que puede provocar un cambio, abrir un debate e impactar de forma positiva. El hecho de inspirar es lo que más me gusta de la profesión.

¿Te sientes a gusto en tu cuerpo?

Estoy cien por cien a gusto con él. Soy una mujer y tengo mis días, en los que puedo ser muy dura conmigo misma, pero no dejo que esos pensamientos me consuman… Opino que hay cosas más importantes en las que concentrarse.

Ver 5 fotos

¿Siempre ha sido así? ¿De jovencita también?

Siempre me he sentido bien con mi cuerpo porque mi madre me enseñó que este cambia constantemente y que es normal. ¡Mis curvas aparecieron cuando era joven y lo acepté porque entendí que me estaba haciendo mujer!

¿Soñabas con ser modelo?

Siempre, nunca tuve un plan B y trabajé muy duro para hacer que mi sueño se hiciese realidad. No me rendí. 

Muchas modelos confiesan que se sentían mal cuando eran jóvenes por ser más altas o delgadas que las demás chicas, ¿tú tuviste complejos?

Siempre fui diferente a mis amigas, era más alta y más grande, pero no me importaba. Hacía deporte y era fuerte. He estado rodeada de buenos amigos que me han aceptado tal como soy. Tenía una talla distinta, eso es todo. ¡Todos tenemos tallas distintas! ¡Eso nunca debería hacer que te sintieras mal contigo misma! 

¿Ha sido duro luchar por tu sueño en una sociedad en la que impera la delgadez?

Ha sido una lucha larga, pero no dura. ¡He esperado durante quince años para llegar al lugar en el que estoy! Creo que la industria solo necesitaba un poco de tiempo para idear cómo plasmar la imagen de las mujeres con curvas y qué papel iban a tener, como ha sabido hacer Violeta by Mango. Tenían que aparecer nuevos diseñadores, otros tipos de ropa y empresas que corrieran el riesgo. Ha tardado, pero al final ha valido la pena. Hemos reivindicado nuestro lugar y hemos dejado clara nuestra posición. ¡Las mujeres con curvas han llegado al mundo de la moda para quedarse!

Después de posar para Steven Meisel junto a Tara Lynn y Robyn Lawley, ¿algo cambió para siempre? ¿La tendencia de mujeres curvies será pasajera?

Creo que la portada para “Vogue” Italia de Steven Meisel, en 2011, fue un toque de atención para esta industria. Aparecer de un modo tan hermoso en una portada por primera vez hizo que el mundo viera que las modelos con curvas podían salir en una importante revista de moda y causar un gran impacto. Fue algo nuevo, fresco y atrevido que inspiró a otros clientes y revistas a que se fijaran en modelos así para proyectos en los que antes no lo habrían hecho. Se rompió una gran barrera de la mejor manera posible.

¿La pasarela es el próximo reto para mujeres como tú?

He tenido el gran honor de compartir pasarela con las modelos más guapas del mundo en el evento benéfico de amFAR, en Cannes. La estilista Carine Roitfeld me eligió y llevé un vestido de Elie Saab que se subastó más tarde, y el dinero recaudado fue donado para una buena causa. Fue una experiencia increíble. Creo que en el futuro tendremos muchas oportunidades de estar ahí.

¿Triunfar en este mundo te ha servido para quererte aún más y aceptar tu talla?

Definitivamente, ahora me gusto muchísimo más porque soy honesta conmigo misma y con mi cuerpo. Soy feliz porque hago entrevistas como esta y consigo llegar a mujeres y chicas jóvenes para hablarles acerca de quererse a una misma. No podría hacerlo si no tuviera una gran relación conmigo misma, pero el mundo de la moda me ha ayudado a conseguirlo. Me ha dado la oportunidad de ser honesta y decir: «¡Eh, esa soy yo!», y compartir ese optimismo con las demás.

¿Disfrutas cuidándote?

Viajo mucho por cuestiones de trabajo y hago vuelos muy largos en los que me paso sentada horas y horas. Así que cuando tengo la oportunidad, me gusta moverme. ¡No hago deporte para cambiar mi cuerpo, sino para sentirme bien! Me encanta correr, hacer boxeo y bailar. También me gusta comer sano: ensaladas, zumos de verduras… Aunque, tengo que admitir que de vez en cuando me doy el capricho de comer pizza o patatas fritas.

¿Qué parte te gusta más de ti? ¿Cómo la potencias? 

Lo que más me gusta de mi físico son mis piernas, y mi estilo suele reflejarlo. En cuanto a mi carácter, me encanta mi lado divertido. Hay veces que puedo parecer muy seria en las fotos, pero en realidad me encanta bailar, reír y hacer el tonto.

¿Qué consejo das a quienes no se sienten bien con su peso? 

Mi mejor consejo es que se sientan felices. Concentrarse en aquello que les gusta y que les apasiona y vivirlo a tope. Quererse y cuidar la relación con su cuerpo. ¡Cada una de nosotras es única y tenemos que celebrarlo! La vida es muy corta, así que no dejemos de querernos ni un solo segundo. El amor, la diversión, los buenos amigos, el éxito y la felicidad no tienen tallas, ¡son para todo el mundo!