Blanca Romero está de vuelta

La etapa de niña rebelde que ha protagonizado en los últimos dos años ha llegado a su fin. La modelo empieza otra vez. Está preparada para afrontar nuevos retos.

MARTA BONILLA / MARTA LASIERRA

Se está dejando crecer la melena. Lo que para cualquiera significaría solo un cambio de imagen, en Blanca representa una transformación más profunda. Atrás queda su cabeza rapada, la cresta decolorada y el pelo teñido a manchas de leopardo...

Se te ve tranquila y serena. ¿Qué ha pasado con La Perra, nombre artístico con el que debutaste hace unos meses como cantante y compositora?
La tengo guardada en un baúl. La Perra fue un personaje que me ayudó a revelarme para salir a flote en un momento injusto y difícil de la vida. A decir verdad, me vino genial: me dediqué a escribir, a pintar, a expresar mi idioma, en definitiva. Conocí a un montón de gente interesante, indagué en otros mundos... Sin ella, no hubiese conseguido romper el corsé tan incómodo que tenía puesto.

¿No temiste que se volviera en tu contra?
Ni me lo planteé. Revelarme era una forma de defenderme, de decir que me sentía muy lejos de cualquier crítica. Durante mucho tiempo se me catalogó como la mala de la película porque yo había abandonado a un señor. Quizá con La Perra se me fue un poco la cabeza, pero creo que gracias a ella he salido indemne de toda la movida del famoseo y del corazón.

¿En qué momento vital te encuentras?
Estoy en el kilómetro cero. Vuelvo a empezar en todos los sentidos: la moda, el amor y mi vida en general. Me he reencontrado conmigo misma y estoy feliz.

Por tanto, ¿damos por acabada la carrera musical que tanto anunciaste?
No puedo vivir sin la música. Sigo tocando por garitos con mi banda, y componiendo. Estáis todos invitados a venir a vernos. A la gente le gusta mucho, sale muy sorprendida. Ahora estamos montando un teatrillo rollo cabaret años veinte con temas míos y clásicos de siempre.

También pintas. Quienes han visto tu obra dicen que tiene mucha fuerza...
Los cuadros nacen de mi intuición; no utilizo ninguna técnica. Simplemente, reflejan mis emociones, cuentan algo.

¿Quiénes pertenecen a tu círculo más íntimo de amigos?
Conservo a los amigos con los que me he criado en Asturias. Y en Madrid me muevo por sitios muy dispares entre sí, desde el garito más clandestino con música en directo a la fiesta más glamourosa. En todos los sitios me muevo como pez en el agua . Tengo montones de amigos de ambientes diferentes, de pijos a punkies. Al fin y al cabo, lo que importa es el corazón de las personas: no hay que dejarse llevar por las modas; gente buena hay en todas partes.

Tres años después de separarte, ¿echas de menos la estabilidad sentimental?
A decir verdad, me siento muy bien cuando me tumbo atravesada yo solita en mi enorme cama. De todos modos, sigo soñando con el amor y cuando llegue, bienvenido será.

¿Eres una mujer independiente?
Sí. Nunca me he apoyado emocional ni económicamente en nadie y cuando siento que alguien intenta influir demasiado en mi vida y cambiar mis cosas, desaparezco a la velocidad del viento.

¿Qué proyecto inmediato tienes?
Instalarme en mi casa de Asturias, en medio del campo, y viajar desde allí a donde sea para trabajar. También me apetece mucho probar en el cine: hice un corto y disfruté muchísimo. Me ha entrado el gusanillo...

Confesiones
Comienzos: «Fui precoz. A los dieciséis años ya estaba trabajando, y tuve mucha suerte.»

Carrera: «Retomo mi carrera con treinta años y mucha ilusión. Cuando eres muy joven, sufres mucho. Ahora disfruto más. Mientras te conserves bien físicamente, la madurez es buena porque transmites más.»

Maternidad: «Me llegó en el mejor momento de mi carrera y creo que fue para bien. Ya había conseguido todo lo que soñaba; me faltaba algo.»

La relación con tu hija: «Nos adoramos, es la que mejor me entiende. En realidad es muy parecida a mí. La única diferencia es que ella es más vulnerable y yo siempre he sabido pasar más de todo.»

Dinero: «Me molaría estar forrada. Pero si te das cuenta, con dinero vives igual: si no vas en avión, vas en coche, y si no, en bicicleta o a dedo. Hay mil maneras de llegar a un sitio.»

Exclusivas: «Me han hecho ofertas increíbles para vender mi vida y la de otros, pero prefiero no tener un duro y dormir tranquila.»

El precio de la fama: «Sentir un cuchicheo constante a tu paso ralla bastante.»

10 verdades
Si curioseamos en tu armario, encontraremos... de todo, desde vaqueros hasta vestiditos románticos.

Consumes lujo... porque me lo regalan y me gusta.

Tu diseñador español favorito es... Amaya Arzuaga. ¿Internacional? John Galliano.

La mejor forma de cuidarse... mantener tu esencia y combinar la dieta, el deporte y el equilibrio emocional.

Consigues relajarte... leyendo y, sobre todo, pintando. Tus pintores favoritos son… Diego Rivera y Frida Kahlo.

El último libro que te ha gustado... El abanico de seda, de Lisa See.

Escuchas música de... Ojos de Brujo, Macaco, Elbicho, Chambao…

Una ciudad... París.