CORDON

Balenciaga, sin Nicolas Ghesquière

La firma de origen español se queda, por el momento, sin director creativo.

Susana Fernández

«Una decisión de muto acuerdo». Con esta diplomática frase definía la maison Balenciaga la salida de Nicolas Ghesquière, su director creativo desde 1997. Así, tras quince años de prolífica colaboración, Ghesquière abandonará su cargo el próximo 30 de noviembre. Y sin dejar sucesor. «Nicolas y su especial talento de creador han aportado a la casa Balenciaga una contribución artística esencial que ha hecho que la marca tenga un brillo único», explica François-Henri Pinault, presidente y director general del grupo de lujo PPR, propietario de Balenciaga.

Ghesquière, de 41 años, es uno de los grandes de la moda actual, y a él se le atribuye la labor en la renovación de la firma, haciéndola actual pero manteniendo ese espíritu "alta sociedad" de su fundador, el español Cristóbal Balenciaga. En la última década, la capacidad del francés para imponer tendencias no solo le otorgó prestigio internacional, sino que también le permitió gozar de absoluta libertad para trabajar en la casa. De hecho, el desfile de la colección de primavera/verano 2013, el pasado septiembre en París, fue uno de los más aclamados de la última Semana de la Moda.

Sin duda, parece que el mercado fashion está algo convulso, pues a esta repentina salida hay que sumar la incorporación de Hedi Slimane a Yves Saint Laurent tras la marcha de Stefano Pilati o la llegada de Raf Simons a Dior para substituir a John Galliano.

-->