D.R

Celebramos el 91 cumpleaños de Audrey Hepburn con sus estilismos más icónicos

Un ejemplo de clase, elegancia y amor incondicional que perdura en el tiempo.

Silvia Muñoz de Morales | Woman.es

Audrey Hepburn cumpliría hoy 91 años si un cáncer no se la hubiese llevado con 63 años. Hoy la recordamos haciendo un viaje por el tiempo analizando todos los looks que han hecho historia en el cine y en el mundo.

-La ropa de Audrey Hepburn, a subasta

-La vida de Audrey Hepburn, contada por su hijo

Audrey Hepburn nació el 4 de mayo de 1929, en Bruselas. Hija única del inglés Joseph Victor Anthony Ruston y de su segunda esposa, la baronesa Ella Van Heemstra, una aristócrata neerlandesa. Su infancia se vio pronto alterada, sus padres se divorciaron y la figura paterna se desentendió de la familia. Su madre y hermanos pusieron rumbo a los Países Bajos, pensando que sería un lugar seguro mientras el mundo entraba en la Segunda Guerra Mundial.

Audrey estudió piano y ballet. Su amor por la danza le llevó a querer dedicarse a ello pero su altura, de 1'70, era demasiada para poder desarrollarse como bailarina, aunque su rostro le condujo a ser amada y requerida por el cine. Empezó a actuar en algunas obras musicales y pequeñas películas. Su oportunidad de oro llegó al fin con 'Vacaciones en Roma' en 1954 y desde entonces no ha hecho nada más que brillar.

Durante los años posteriores, Audrey Hepburn se convirtió en el rostro que todo director quería en su película. Con una clase y elegancia que le venía innata, contagiaba su esencia a todos los personajes, haciéndolos únicos e irreemplazables. Si bien disfrutaba de la actuación, el mundo del cine ya se lo había ofrecido todo y Audrey Hepburn deseaba ser madre. Durante los dos matrimonios que tuvo, (el primero con Mel Ferrer y el segundo con Andrea Dotti) sufrió numerosos abortos que la sumieron en una profunda depresión alejándola del cine. Tras muchos intentos, altibajos y obstáculos, al fin pudo cumplir su sueño y se convirtió en madre de un hijo primero, Sean, y después Luca, fruto de su segundo matrimonio. 

EFE

Esta joven actriz, que había conquistado los corazones de todo el mundo, no podía imaginar que se convertiría en icono de estilo. Película tras película, los espectadores quedaban impactados por sus ojos, su sonrisa, sus movimientos (herencia de sus estudios como bailarina) y sobre todo su talento para actuar sin haber estudiado interpretación desde niña. 

El diseñador Hubert de Givenchy fue crucial para catapultar a Audrey hacia el estrellato de la moda. Trabajó en muchas películas con la actriz diseñando el vestuario y se forjó una relación de amistad entre ellos que duró hasta su muerte. 

D.R

Un ejemplo de gracia, estilo, elegancia y clase. Adjetivos que siguen persiguiendo a Audrey Hepburn durante toda su carrera y después de habernos dejado. Así sea en su vida personal, en las alfombras rojas o encarnando a sus personajes en el cine, sus looks perduran en el tiempo. Hoy repasamos su estilo para seguir inspirándonos. 

 

Relacionados