Audrey Carlan, la autora de 'Calendar Girl' | Melissa Mckinley

Audrey Carlan: "Pensé que nadie querría publicarme"

Audrey Carlan es la autora de 'Calendar Girl' una novela explosiva que tiene todas las papeletas para ser el nuevo '50 sombras de Grey'. No le pierdas la pista, porque los creadores de 'Gossip Girl' han comprado los derechos... ¿Habrá un nuevo 'Sexo en Nueva York' en el horizonte?

Diana Matilla | Woman.es

Audrey Carlan es una de las autoras del momento. Número uno en todas las listas y en el 'New York Times', la californiana habla con nosotros sobre su fenómeno de masas, que ha sorprendido a muchos. Si eres fan de '50 sombras de Grey', 'Sexo en Nueva York', 'Gossip Girl' y sobre todo 'Pretty Woman' esta es tu saga. ¿Cuándo un libro suscitó tanta atención?

-¿Te molesta que te comparen con ‘50 sombras de Grey’?

Para nada, me encanta. Estoy enamorada de esa saga. Lo he dicho como cien mil veces, porque todo el mundo me pregunta lo mismo. Es un privilegio y un honor que me comparen con E.L James y sus libros, porque no solo me encantaron, sino que también me encanta la mujer que lo escribió. Creo que es maravillosa, inspiradora, y la que me animó a comenzar con la serie, así que es como si nombraran a tu mentor.

-¿Crees que el género romántico ha cambiado desde que se publicó ‘50 sombras’?

Sí, absolutamente. E.L James comenzó la fiebre de la romántica y abrió las puertas a autoras como yo, pero no solo eso, también derribó muros para los lectores a los que les gusta el romance erótico. Ahora, la gente está mucho más abierta a este tipo de literatura y no tiene miedo a reconocer que la consume. Las películas son las mejores pagadas, los libros aún se encuentran en el número uno... a la gente le gusta la historia que la autora ha creado y eso es muy poderoso. 

-Cuéntanos cómo surgió la idea de la historia de Mia, una chica que decide ser ‘scort’ de lujo para salvar a su padre.

La verdad es que solo quería escribir algo que fuera liberador, divertido y atrevido, algo que me diera la oportunidad de dejar volar mi imaginación y volverme un poco ‘loca’ con el resultado. Algo que no fuera tan serio ni tan cansado de leer emocionalmente. Necesitaba escribir sobre una chica joven y despreocupada, una chica ‘guay’, que saliera de fiesta y que se moviera en un mundo de lujo, que al fin y al cabo, es lo que muchas mujeres quieren. Fue muy divertido para mí, empecé a perfilar el personaje durante un año y a medida que ella crecía yo también avanzaba. Comenzamos a crecer las dos. Y así fue, cómo poco a poco se comenzó a perfilar la historia.

-Mia es un personaje muy fuerte, ¿Está inspirado en alguien?

Todo el mundo piensa eso, pero en realidad no. Me gusta escribir personajes que tengan su propia personalidad, porque creo que es muchísimo más interesante recoger distintas características de las personas que conozco, como rasgos diferenciadores que puedan hacer al personaje atrayente o más atrativo. Creo que es mucho más divertido hacer eso que inspirarme en una sola persona para crear un personaje. Sí que es verdad que tengo una amiga que tiene el pelo largo y negro como Mia y que va en moto, pero creo que esa es la única característica que he copiado enteramente de alguien. Así que, sí, cogí pequeños trocitos de personas diferentes y así construí a Mia.

-Una de las cosas más especiales de Mia es que es diferente de las protagonistas que vemos en otras novelas románticas, es independiente…

Si, es una chica normal. Es directa, auténtica… es como yo creo que una mujer debería ser.

-Y tiene un cuerpo normal. No el típico cuerpo perfecto que venden los libros…

Sí, ella es perfecta de la manera en que es. Mia tiene curvas, es como las chicas que todos vemos por la calle, no es una Barbie.

-Durante la novela la protagonista se mueve en espacios muy diferentes, Las vegas, Los Ángeles…¿Cómo se te ocurrieron?

Pensé en lugares que serían divertidos. Sitios que fueran raros de encontrar en un libro, interesantes. Pero también tenía que concordar con los acompañantes de Mia, es decir, con el trabajo que tuviera, dónde viviera y lo que ocurriría entre ellos.

-La historia está dividida en cuatro libros y en cada libro, se hace referencia a tres meses del año hasta cumplir un doce, ¿Cómo surgió la idea?

Yo quería escribir una serie… pero en realidad escribí los meses por separado y autopubliqué los libros de manera individual. Hice Enero, Febrero y Marzo por separado y los publiqué así. Fue más tarde cuándo comencé a trabajar con mi editorial y ello decidieron juntar tres meses en cada libro. En cada mes lidiamos con una lección de vida diferente, tenemos una anécdota y un reto completamente diferente. Me encanta la división que hicieron porque enseña a los lectores cómo va evolucionando la historia, porque lees los dos primeros meses y piensas que Mia se va a costar con todo el mundo, pero no es así. No es solo una historia de sexo, hay más cosas, aunque debo de reconocer que es -y nunca lo he negado- una novela erótica.

Portada de Calendar Girl.  | D.R.

-Comenzaste a autopublicar tus capítulos de manera independiente…

Sí, publicar tu propio material es muy duro. En primer lugar tienes que confiar mucho en ti misma y escribir algo que la gente quiera leer. ¿Lo más duro? Es un camino muy difícil y tienes que pagarlo todo de tu bolsillo, al menos al principio. Pagué por un editor, y luego está el diseño, el formato… es complicado. Luego tienes que ponerlo al mercado tu mismo y esperar que las masas quieran leerlo, o que al menos, a alguien le guste lo que has escrito. La razón de todo esto es que al principio, pensé que nadie querría publicarme, no quería lidiar con el posible rechazo. Y mira ahora.

-Entonces…¿Cómo te sientes al ser una de las escritoras número uno de ‘The New York Times’?

Es un sueño hecho realidad. Es un ‘shock’, todos los días siento que necesito despertarme de un sueño que nunca creí que iba a tener. Ni siquiera sabía que lo tenía. Estoy muy sorprendida de tener gente maravillosa como lectora y tan involucrados.

-Escribir no era tu trabajo, era un hobby y actualmente te dedicas a ello...

Soy tan afortunada. Me levanto todos los días y tengo un trabajo que me encanta. Nunca digo ‘odio mi trabajo’ o ‘que malo es mi jefe’, es genial. Puedo cuidar de mis hijos, recogerlos de la escuela… tengo tiempo para todo. Es lo que siempre quise hacer y ahora puedo, así que soy muy feliz.

-¿Qué es lo mejor de ser escritora?

Lo mejor es que tengo la oportunidad de enamorarme todos los días. Cada vez que me siento a escribir delante del ordenador y escribo sobre algo que me gusta o hago algo que me encanta, me doy cuenta de que soy muy afortunada…puedo estar con mis hijos, con mi marido, y todo es es debido a lo que hago. Estoy siempre rodeada de cariño, de amor, por eso me encanta.

-Los creadores de Gossip Girl han comprado los derechos de la serie, ¿crees que van a mantener la esencia de la novela, como por ejemplo, con Mia?

Espero que sí. Tengo veto en la elección de los personajes y demás decisiones, por lo que espero que tengan en cuenta mi opinión. Sería horrible para mí que no se ajustara a lo que yo tengo en mi cabeza cuando pienso en Mia. Quiero una protagonista que tenga curvas, y que sea una chica normal, no una modelo. Eso no es de lo que se trata la historia y no es a quién Mia representa.