Meghan Markle durante una reunión de trabajo en Sudáfrica. | Mark Large / GTRES

Se agota en cuestión de minutos el último look lucido por Meghan Markle en Sudáfrica

La que no corre, ¡vuela!

CARMEN RAYA | WOMAN.ES

El carrusel de tendencias que Meghan Markle nos está mostrando durante su viaje oficial a Sudáfrica no para. Con el príncipe Harry atendiendo unos compromisos en Malawi, la duquesa de Sussex ha hecho frente a un día muy ajetreado en Johannesburgo luciendo sus mejores galas. Tras visitar la universidad de dicha ciudad y formar parte de una animada mesa redonda donde se debatió acerca de los desafíos a los que se enfrentan las mujeres para acceder a los estudios, Meghan Markle puso rumbo al centro 'Action Aid' donde fue recibida por unas niñas que se mostraron encantadas con su visita.

Para la ocasión, la duquesa de Sussex decidió estrenar vestido y de nuevo apostó por uno de estilo 'camisero', como ya había hecho el día anterior. Sin embargo, en esta ocasión se decantó por un diseño en color kaki. Sí, una tonalidad con la que todavía no se había atrevido y que le queda fenomenal. El diseño en cuestión pertenece a una firma canadiense llamada Room 502 y su directora creativa, Sophia Theallet, ya vistió en su día a la primera dama estadounidense, Michelle Obama.

La visita de Meghan Markle a Sudáfrica nos está dejando look de 10. | Mark Large / GTRES

Una creación que se ha agotado en cuestión de minutos en la página web de la firma. Disponible en kaki, negro y rosa, los dos primeros colores ya han volado, pero del último aún quedan algunas tallas. 

Un vestido ideal para la oficina o para un afterwork. | Room 502

Horas antes de estrenar este diseño, Meghan Markle se apuntaba a una de las tendencias más elegantes de este otoño: el vestido chaleco. Perteneciente a la marca Banana Republic, la duquesa de Sussex derrochaba estilo con un vestido corto tipo blazer con cinturón y sin mangas que, como viene siendo habitual en ella, combinaba con unos discretos salones.

El look 'camel' de Meghan Markle para su visita a la universidad de Johannesburgo (Sudáfrica).  | Doug Peters / GTRES

 

Relacionados