Adiós Yves Saint-Laurent

Se fue uno de los más grandes modistos del siglo XX. Yves Saint-Laurent falleció el domingo a los 71 años en París, el país que le vio convertirse en el gran maestro que fue.

Diana Oliver

Tras varios meses de lucha contra un cáncer Yves Henri Donat Mathieu Saint Laurent, o cómo se ha hecho conocer Yves Saint-Laurent (YSL), nos dice adiós dejando un valioso legado para el mundo de la moda.
La creación del traje sastre o el esmoquin para el público femenino fueron algunos de los éxitos de un maestro que se instruyó bajo las directrices de otro de los grandes: el desaparecido Christian Dior, con el que trabajó durante años.
El creador, que nació el 1 de agosto de 1936 en Orán (Argelia), dedicó cuatro décadas de su vida a innovar en el vestuario femenino, sobre todo con la inclusión de prendas masculinas en sus roperos, convirtiéndolas en prendas indispensables para cualquier mujer del siglo XX.
Aunque comenzó a trabajar en el mundo de la moda en 1953 de la mano de Dior no fue hasta el año 1961 cuando, junto con su socio, Pierre Bergé, se decidió a abrir las puertas de su propia casa de moda. Y a día de hoy no sólo ha revolucionado las pasarelas más prestigiosas sino que, además, se ha convertido en un icono imprescindible y modelo a seguir para las nuevas generaciones de diseñadores.
El próximo jueves tendrán lugar los funerales del “Príncipe de la moda” a los que, seguramente, no faltarán sus discípulos más allegados.

Relacionados