contolstyle / INSTAGRAM

10 trucos para tener éxito en el cambio de armario

Pequeñas claves para que el cambio de armario no sea una pesadilla.

Woman.es

En la primavera y en otoño hacemos cambio de armario, es un momento de renovación, de ilusión porque podremos llenar con prendas nuevas nuestro armario y, también, de estrés porque necesitamos hacer un hueco para todo lo nuevo.

Olvídate del estrés si sigues estas 8 reglas de oro para cambiar el armario.

Primero y fundamental reserva una fecha para hacerlo, una mañana o una tarde que no tengas planes con amigos o familiares, y crea el mejor ambiente posible para hacerlo: piensa en las canciones que te dan energía o que te hay ayudado a tomar una decisión en tu vida. Tener tu mente preparada para el esfuerzo hará que todo sea más eficiente y reconfortante.

1. Organiza las prendas. El cambio de armario para primavera/verano es más sencillo porque hay menos prendas que sacar, pero hay más que guardar. Organiza grupos por abrigos, botas, jerséis, camisa, complementos, etc.

2. Limpieza de ropa. Llega el momento más complicado hay que decidir qué vas a guardar o qué vas descartar de tu armario definitivamente. Algunas ideas:

3. Pruébatelas. Si NO te valen tienen que ir la montón de descartar.

4. ¿Están en buen estado? Si NO lo están también es fácil, despréndete de ellas, hay muchos otros usos de reciclado que puede tener una prenda que no usas.

5. ¿Son básicos? Si son básicos: vaqueros, salones, botas, blazer, pantalones de traje, vestidos sin estampados, etc. Dales una segunda oportunidad si están en buen estado y aún te valen o son de firma.

6. ¿Cuánto hace que no te lo pones? Si llevas un par de años sin usarlo o es una prenda tendencia, es el momento de decir adiós. Esto no significa tirarlas. Recurre a una tienda de segunda mano. Te dejamos algunas como Closket o Chicfy

7. Limpia el armario. Una vez que has vaciado el armario y tienes la ropa colocada por tipo de prendas, hay que limpiar el armario, un paño ligeramente húmedo será suficiente. El armario se impregna de un olor a limpio y te hará sentirte mejor. Aprovecha para incluir algún elemento que te permita optimizar el espacio: cajas nuevas, separadores para complementos, zapatero, perchas, etc.

8. Lavar la ropa que vayas a guardar. De cada a la primavera hay que guardar abrigos, plumas, bufandas. Si es posible siempre después de haberlas lavado o llevado al tinte para que aguanten hasta la próxima temporada y no generen malos olores o acumulen polvo. También las cazadoras, salvo que las vayas a seguir utilizando si vives en una zona donde refresca.

9. Guardar. La ropa que NO vas a usar esta temporada. Algunas prendas irán a cajas y otras se quedaran colgadas en el armario, por ejemplo abrigos o trajes muy delicados, pero estarán en un apartado separado y con protectores ya sean bolsas o portatrajes.

Aquello que vaya a ir doblado en cajas o en altillos debe de ir colocado por tipologías y colores para que te sea más sencillo encontrarlo en caso de que te surja un viaje imprevisto donde vayas a necesitarlo. No olvidar poner alguna etiqueta si tienes muchísima ropa.

10. Ordenar la ropa de temporada. En este caso hay que decidir las prendas que van colgadas y las que van dobladas. Se puede organizar por tipos y colores, la otra opción es hacerlo por ropa de trabajo y tiempo libre, creando un look completo. Esto te ayudará a ahorrar tiempo cada mañana a la hora de vestirte. Introduciendo alguna variación con los complementos o nuevas prendas que compres de temporada no estarás preguntándote cada mañana ¿qué me pongo hoy?.

Si no te atreves encárgaselo a un profesional. Hay empresas que ofrecen el servicio como iWarda, te hacen el cambio de armario en una hora y media o Notorius que incluyen este servicio entre otros.