Aitana Ocaña en la presentación de los Premios Dial. | Gtres

El secreto para llevar un traje de raya diplomática sin que quede demasiado serio es hacerlo como Aitana Ocaña

La actriz ha puesto el énfasis en los complementos y ha sido todo un acierto.

Woman.es

Si algo nos gusta de los trajes es que están en continua reinvención. Su forma clásica nos encanta de la misma forma que todas las nuevas fórmulas que han ido saliendo en los últimos tiempos. Por ejemplo, hace unas horas te hablábamos de cómo los que combinan blazer y bermudas están llamados a ser reyes de la próxima primavera pero, mientras llega ese momento, nos hemos centrado en buscar algunas de las que podemos ir usando durante los meses de frío. 

En este campo, el traje oversized es nuestro principal recurso y por eso no dejamos de explotarlo en todas sus versiones. Y eso que hay alguna de ellas como la que tiene la raya diplomática como protagonista, que todavía no nos habíamos animado a probar por el hecho de estar considerado un estampado tradicionalmente asociado a un armario excesivamente sobrio. Una etiqueta que hemos decidido desterrar del todo gracias al look que ha lucido Aitana Ocaña recientemente. 

La artista, gran aficionada a los trajes de silueta generosamente amplia, ha querido darnos una idea de cómo poder lucir este dos piezas negro con líneas verticales en blanco sin que por ello el estilismo sea tachado de serio. 

Aitana con traje a rayas y botines blancos. | Gtres

Solo ha necesitado añadir unas botas para cambiar radicalmente el sentido del traje hacia uno mucho más desenfadado. Eso sí, no unas cualquiera, las de la extriunfita son de tacón, acabadas en punta y en color blanco.

Una arriesgada apuesta que le ha salido bien a la cantante al optar además por añadirle un suéter de punto en el mismo tono claro y un cinturón con el que ha aprovechado a subir un poco el talle del pantalón, ganando de esta forma una silueta mucho más estilizada por el hecho de marcar la cintura. 

Relacionados

-->