Sienna Miller con jersey azul y mascarilla estampada. | Gtres

Si Sienna Miller vuelve a los pantalones vaqueros pitillos con zapatillas, significa que van a ser tendencia este otoño

Lo más sencillo siempre triunfa.

Woman.es

A Sienna Miller le ha pasado como a ti te ocurre a menudo desde que llevamos mascarilla: si no se me ve la cara, para qué me voy a complicar la vida con el look. Pim, pam, pum, tres básicos infalibles, y ¡a por lo que venga!

Lo que ocurre con estos outfits construidos a base de prendas atemporales como la sudadera gris, las deportivas blancas clásicas y los jeans es que hay que tener buen gusto para no meter la pata por buscar meter en el conjunto algo distinto que tire por la borda el perfecto equilibrio que alcanzan este trío de prendas, y al mismo tiempo ser capaz de escoger algún detalle que llame la atención.

La actriz británica lo ha hecho apostando por un top que parece sacado del armario después de muchos años, ancho y desgastado, incluso ligeramente desbocado, y recuperando los vaqueros que ahora casi nadie quiere llevar: los pitillos. Ir a contracorriente cuando tienes estilo propio y percha es una táctica arriesgada pero fructífera a menudo.

Ella, de hecho, ha redoblado la apuesta al llevar sendas piezas sin calcetines (o con pinkies), algo casi impensable en los libros de estilo del 2020 donde estos se llevan deportivos y eternos, de esos que escalan la pierna hasta fundirse con los bajos de los pantalones. 

Sienna Miller ha recuperado los vaqueros pitillo. | Gtres

Hay que decir en todo caso que no es la primera celebrity a la que este año le vemos mantenerse fiel a este corte de vaqueros, porque durante los últimos meses hemos visto a menudo paseando por Nueva York primero y Los Angeles después a Ana de Armas con un diseño similar.

Esto encaja perfectamente en nuestra teoría expuesta anteriormente: si tienes percha y buen gusto, no tengas miedo a ponerte aquello que no sea tendencia. Y más ahora que un icono de estilo como Sienna Miller lo ha hecho. Ya tienes la excusa perfecta para no complicarte la vida este otoño. Si alguien te dice que no se vayan le pasas el link de este texto y listo, aunque pensándolo bien, ¿qué más da lo que piensen los demás?

¡Larga vida a los pantalones pitillo!