Sarah Jessica Paler con un mix de estampados sorprendente. | Gtres

Sarah Jessica Parker y su combinación de estampados más extrema al más puro estilo Carrie Bradshaw

Nunca antes hubieras apostado por esta mezcla hasta que la actriz nos ha sorprendido con ella. 

Woman.es

No sabemos si será o no casualidad pero desde que tuvimos la confirmación definitiva de que la vuelta de 'Sexo en Nueva York' era una realidad, los looks de Sarah Jessica Parker se han transformado por completo en los de su alter ego. La línea que separa el armario del actriz del de Carrie Bradshaw es cada vez más difusa y así lo hemos podido comprobar una vez más. 

Solo así se explican estilismos como el de hace unos días que nos animaba a llevar de nuevo vestidos sobre pantalones -en su caso leggings y acompañados con zapatos joya-, el que combinaba chándal con botas de tacón o el último, que sorprende por su mezcla más compleja de estampados. 

Sabíamos desde hace tiempo del gusto de la intérprete por jugar con los colores y los dibujos de diferente índole pero ha sido ahora cuando verdaderamente nos ha dejado con la boca abierta. Y es que no todos los días se ve un mix tan extremo y tan exitoso al mismo tiempo. 

Sarah Jessica Parker y su look propio de Carrie Bradshaw. | Gtres

Analicemos por partes. Empecemos por el vestido, un diseño de escote cuadrado de tirantes anchos de lo más bucólico gracias a su estampado de pequeñas flores de colores sobre un fondo negro con detalles de bordados en el bajo. Un diseño que bien podría haber sido lucido en solitario pero al que Sarah Jessica le ha añadido una camisa debajo de manga larga y print tie dye en una suave gama de rosa y azul. 

Y si creías que ahí terminaría el riesgo estabas equivocada. Porque para redondear el outfit la estrella de Hollywood ha apostado por unos zapatos de tacón en color rojo de su firma SJP que ha llevado, ni más ni menos, que con unos calcetines largos hasta la altura de la rodilla en color rosa con el logo de Gucci cosido en ellos. 

De esta guisa ha sido vista ejercer de dependienta en la tienda de su marca que inauguró hace poco más de un año en Nueva York y donde es habitual que atienda a sus exclusivas clientas.