Olivia Palermo con vestido estampado. | Gtres

Combinar animal print, flores, perlas, oro y rafia, ¿es demasiado? No sí lo haces como Olivia Palermo

La reina del street style nos ha mostrado una vez más que no hay que tener miedo a las mezclas si las haces convencida y en pequeñas pinceladas. 

Julia García

Mezclar colores y texturas es algo que nos aterra y fascina a partes iguales. Algo completamente normal si tenemos en cuenta que la línea que separa el éxito del fracaso en este tipo de combinaciones es mucho más fina de lo que a priori podemos pensar. Hay muchas uniones que en nuestra cabeza tienen todo el sentido y al ponerlas en práctica nos damos cuenta de que no solo es que no lo tienen, es que el resultado es aún peor de lo esperado. Por suerte, hay otras en las que ocurre todo lo contrario. Crees que va a ser un fracaso y termina siendo todo un éxito. 

¿Verdad que si te decimos que combinar animal print con un dibujo paisley, con perlas, con joyas doradas y con un bolso de rafia funciona te cuesta creerlo?

Pues sí, en efecto funciona y si no nos crees a nosotras es posible que sí confíes en Olivia Palermo. Porque aunque así de buenas a primeras lo leas y pienses que todo junto no tiene ningún sentido estético, al ver a la empresaria por las calles de Nueva York con un estilismo que reúne todos estos elementos de los que hablamos comprobarás que estábamos en lo cierto. 

Olivia Palermo con sandalias animal print y bolso de rafia. | Gtres

La fundadora de una firma de moda y otra de belleza que lleva su nombre es toda una experta en esta materia y ha hecho gala de ella con un estilismo en el que la prenda principal no es otra que un vestido vaporoso de largo midi, manga tres cuartos, cintura marcada y cuello cerrado, cuyo dibujo tipo paisley en tonos rojizos y verdes contrasta con el calzado que ha elegido, unas sandalias de tacón con print de leopardo en la base y perlas bordadas en el empeine y la zona pulsera de perlas. 

Pero este mix no es todo porque a esto hay que sumarle otros dos complementos. Por un lado el collar y la pulsera, un conjunto de oro con grandes eslabones como marca la tendencia; y, por el otro, un bolso de rafia que nada tiene que ver con los tradicionales capazos que cada verano se instalan en nuestros armarios. Este último, del que ya te habíamos hablado hace unos días por su originalidad, es el modelo Bobby 18 hecho en rafia y piel en tonos polenta y brandy de la firma Boyy, tiene un precio de 770 euros y ya es uno de los 'it bags' de la temporada. 

Está claro que arriesgar, al menos en el territorio fashion, funciona.