Melania Trump. | Carolyn Kaster / GTRES

Melania Trump reaparece con su look más cómodo y sencillo

La exprimera dama de Estados Unidos fue captada en Nueva York junto a su hijo Barron. Sorprendió con su look casual de camisa, vaqueros y bailarinas. 

A. M

Hace seis meses que no veíamos a Melania Trump. Desde que ella y Donald Trump abandonaron la Casa Blanca, la exprimera dama se había mantenido fuera del foco público. Para sorpresa del público, Melania ha sido captada en las calles de Nueva York junto a su hijo Barron saliendo de la Torre Trump.

Y lejos de los tacones de aguja que tanto le gusta y las faldas tubo, Melania se dejó ver con un look cómodo e informal. La exmodelo escogió una combinación que nunca falla: black&white. Y para ello tiró de fondo de armario y de dos prendas básicas: una camisa clásica con bolsillos frontales y pantalones entallados.

Melania escogió unos vaqueros entallados en tono blanco y de tiro alto. Mientras que creó contraste con una blusa negra y bolso de Hermès. Para terminar de coronar este conjunto 'confy', apostó por unas bailarinas de piel con puntera afilada.

Según la revista People “aunque Palm Beach es su residencia principal, los Trump irán y vendrán a Nueva York y Nueva Jersey durante el verano. Melania y su propia familia hacen también cosas juntos y no necesariamente con Donald” informó una fuente cercana al expresidente, refiriéndose a los padres y hermana de la ex primera dama.

La misma fuente aseguró que aunque Melania haga sus planes en privado nunca se aleja mucho de su marido.

El nuevo look de Barron Trump

Barron ha cambiado de look y ahora luce el pelo más largo y ondulado, y también se le ha visto más alto. El joven lució un jersey de punto de color azul marino y pantalones a juego y un maravilloso bolso Louis Vuitton naranja que pertenece a su madre, y que es de edición limitada.

Melania Trump cumplió 51 años en un entorno muy diferente al que la rodeó en su anterior cumpleaños. Instalada en la lujosa mansión Mar-a-Lago en Palm Beach (Florida) que los Trump compraron en 1985 y donde se casaron (y que tiene 3.300 metros cuadrados y club de golf privado), se dice que disfruta llevando una vida más tranquila, lejos de la prensa y centrada en su hijo de 15 años, Barron Trump, cuya educación siempre ha sido una de sus prioridades. "Va al spa, almuerza, cena con Donald en el jardín...", aseguraba CNN el pasado mes de febrero.