Marta Hazas y Javier Veiga, tarde de teatro en la premiére de 'Fariña'. | Gtres

Marta Hazas sabe que los vestidos midi se lleva con botas altas de tacón para dar con el look tendencia del invierno

Imposible fallar con esta combinación. 

Woman.es

Hace tiempo que aprendimos que el largo más versátil si hablamos de vestidos es el midi. Por mucho que parezca complicado por el hecho de situarse a medio camino, es precisamente por eso por lo que es capaz de ofrecer combinaciones mucho más exitosas. Además, tiene la gran ventaja de ir cambiando con éxito en función de la época del año en la que nos encontremos. 

¿Que estamos en pleno verano? Nada como unas alpargatas con cuña. Las sandalias también funcionan desde bien entrada la primavera y con la llegada del otoño no hay nada como las zapatillas para conseguir el mix más desenfadado. Pero cuando llega el invierno la cosa se sofistica y hay una clara ganadora: la bota. Y no cualquiera, sino la de tacón

En este sentido son muchos modelos las que pueden funcionar pero hay una especialmente nos gusta por la comodidad que ofrece y es la de punta redondeada y tacón ancho, justo la que Marta Hazas lleva en su último look. 

Marta Hazas y Javier Veiga en la premiére de 'Fariña'. | Gtres

Apoyando a la cultura en un momento en el que lo necesita más que nunca, la actriz ha acudido junto a su marido, el también actor Javier Veiga, a la premiére de la adaptación teatral de 'Fariña'. Ha sido en esta aparición en la que hemos podido ver a la intérprete cántabra con el estilismo que unía exactamente las piezas del perfecto puzzle del que te hablábamos.

Marta ha optado por unas botas de caña alta en color camel y un vestido negro con un sutil estampado de flores en varios colores de manga larga y cuyo largo terminaba por debajo de las rodillas, dando lugar así a un look que cualquiera de nosotras podríamos llevar en nuestro día a día. 

Una propuesta sencilla pero realmente efectiva con a la que no es necesario añadirle más que un buen bolso -en su caso uno negro de asa corta- y unos discretos pendientes como acompañantes.