Irina Shayk con jersey de lana y abrigo largo en color marrón. La modelo también ha llevado unas gafas de sol de Celine en el mismo color que su look.  | TheImageDirect.com / GTRES

El marrón es el color del invierno, palabra de Irina Shayk

La top ha optado por un cómodo look todo de compuesto de prendas marrones. 

Aida Ortega | Woman.es

Irina Shayk ha escogido un cómodo look formado por prendas en color marrón. Porque mientras que tú abres el armario y encuentras estampados de leopardo o serpiente, y el blanco y negro como tonalidades predominantes, ella apuesta por una tendencia monocromática a la que saca el máximo partido. 

Gracias a la modelo hemos descubierto que el chándal y los botines pueden llevarse juntos a la perfección. También que, pese a escoger unos pantalones vaqueros, se pueden lucir unas botas XL de tejido denim, un estilismo con el que nos obsesionamos un poquito. Aunque claro, estas extravagantes apuestas se alejan del estilo que lucimos de manera habitual para hacer frente a la rutina diaria. Sin embargo, su último look bien podría ser nuestro uniforme durante los meses de invierno. 

Los fotógrafos pillaron a la top a su llegada al aeropuerto de Nueva York en compañía de Bradley Cooper. Para disfrutar del vuelo, Irina optó por la comodidad de un sencillo estilismo compuesto por unas medias tupidas, un jersey de lana a modo de vestido, un abrigo largo de corte masculino y unas botas de piel altas (este modelo de Lanvin cuenta con una pequeña cuña en el interior para sumar centímetros de forma disimulada). Todas las prendas mencionadas anteriormente son de color marrón, aunque en diferentes tonos. Desde el oscuro al más claro casi beige. Incluso los accesorios se tiñen de esta gama, pues tanto el bolso de Burberry como las gafas de sol de Celine son también marrones.

Este casual estilismo recuerda bastante a una propuesta que lució la modelo por las calles de la ciudad. Aunque en aquella ocasión el abrigo era de pelo y firmado por Mango. 

Gracias a este look en color marrón, Irina Shayk muestra que las modelos pueden convertirse en todo un referente de estilo para inspirar tendencias con las que sobrevivir a lo fríos meses de invierno. 

 

Relacionados

-->