Meghan Markle el día de su 37 cumpleaños en una boda celebrada en Frensham.  | Gtres

Meghan Markle y su look de invitada el día de su 37 cumpleaños

Sencillamente perfecta. 

Woman.es

No ha tenido una gran fiesta en su honor pero Meghan Markle sí que ha celebrado su cumpleaños de una forma muy especial. La Duquesa de Sussex ha soplado las 37 velas de la tarta en la boda de Charlie van Straubenzee, uno de los íntimos amigos del Príncipe Harry, y Daisy Jenks.

Tanto Harry como su esposa no han querido perderse este acontecimiento pese a tratarse de una fecha tan señalada para Meghan y por eso han acudido hasta el pueblo de Churt en Surrey para asistir al enlace. 

Una ocasión en la que la ex actriz ha vuelto a presumir de su impecable gusto como invitada al escoger un vestido de la firma Club Mónaco que recibe el nombre de Shoanah y combina una parte superior de estilo camisero con una falda plisada de largo midi en cuatro tonos distintos.

El Príncipe Harry junto a Meghan Markle en la boda de Charlie van Straubenzee y Daisy Jenks. | Joe Giddens / GTRES

Un diseño que ha acompañado de un tocado del creador Philip Treacy, un clutch de Bottega Veneta y unos zapatos negros con un gran lazo en la zona trasera del tobillo que llevan por nombre Deneuve y pertenecen a la colección de Aquazzura. Un modelo de calzado que por cierto ya había lucido hace unos días en color crema cuando acudió a entregar un premio a su marido en un torneo de polo. 

Detalle de la espalda del look que Meghan Markle ha lucido en la boda de Charlie van Straubenzee y Daisy Jenks.  | Gtres