Paula Echevarría con chaqueta de punto y shorts. | Instagram @paueche

Ni vaqueros ni mallas, este jogger de estrellas de Paula Echevarría es el pantalón que querrías llevar lo que queda de confinamiento

Y sabemos dónde encontrarlo.

Woman.es

Ya lo dijo ella misma hace unos días cuando posó con una falsa minifalda estampada de Zara -en realidad eran unas bermudas- después de "18 días con pantalón de algodón y sudadera". No mentía Paula Echevarría. Es como la gran mayoría de nosotras: cuando está en casa, el confort es lo que manda. Y ella lo ha demostrado volviendo a los joggers y enseñándolos con orgullo en su cuenta de Instagram.

Se agredece y mucho poder empatizar con un icono como la asturiana entre tantas fotos de influencers de punta en blanco para estar en el sofá del salón.

Pero no son unos joggers cualquiera. Se alejan de los diseños lisos, grises la mayoría, que tanto nos gustan pero que por eso mismo ya están un poquito vistos a estas alturas del calendario después de todo el invierno luciéndolos. En realidad, en el color es en lo único que coinciden, porque el diseño es diametralmente opuesto ya que el modelo con el que ha posado es un cielo estrellado estampado sobre una prenda. Es divertido y alegre, dos ingredientes que cada día que pasamos confinadas se antojan más necesarios. 

Los pantalones en cuestión, que la actriz ha combinado con una camiseta básica de su firma y un cárdigan largo -nos quedamos más tranquilas al ver que no siempre va en shorts por casa con el frío que hace todavía...-, se venden en la e-shop de Fetiche Suances, una de las tiendas favoritas de Paula, que sin ir más lejos llevó una blusa suya durante el viaje que realizó a Kenya poco antes de que se decretara el estado de alarma en España. 

Pantalones estampados de Fetiche Suances. | D.R.

Los joggers en color kaki, tienen un precio de 49,95 euros y se nos antojan una de esas prendas clave en el armario de primavera por todas las posibilidades que ofrecen tanto en un contexto más deportivo como camisetas y sudaderas como añadiéndole un top y unas sandalias para convertirlo en algo menos desenfadado. 

Relacionados