Irina Shayk con jersey azul y pantalones ajustados negros. | Gtres

No sabemos si son leggings o no, pero lo único que queda claro es que estos pantalones de Irina Shayk hacen tipazo hasta con botines planos

Quedan bien y tienen pinta de ser comodísimos, ¡los necesitamos! 

Woman.es

Mucho hablamos de todo lo que aprendemos sobre estilo gracias a los paseos de Olivia Palermo con su perro Mr Butler pero poco sobre Irina Shayk que, en sus salidas por las calles de Nueva York acompañada de su hija Lea de Seine, está dándonos grandes lecciones en este mismo sentido. 

En las últimas semanas, de hecho, hemos fichado en estas caminatas madre-hija varias tendencias que tenemos que tener en cuenta. Por ejemplo, que los zapatos de suela de goma gruesa que llevábamos como parte del uniforme del colegio ahora son "trendy" y se pueden lucir de muy diversas formas, que no hay mejor acompañante para los shorts en otoño que unos botines, que los minivestidos pueden llevarse con medias tupidas y botas altas en cualquier situación y que si te animas a combinar botas australianas con mallas ciclista conseguirás un estilismo inesperado que funciona mejor de lo que pensabas. 

Está claro que no va a quedarse aquí porque en cada una de sus apariciones seguimos sacando algo en claro. Y eso que en la última nos lo ha puesto complicado porque se ha enfundado en unos pantalones negros que son todo un misterio. 

Irina Shayk con pantalón de talle alto, botines planos y jersey. | Gtres

Parecen unos leggings pero, si te fijas bien, verás que en realidad son unos pantalones de pinzas que llevan cinturón incorporado en el mismo color pero que no quedan holgados como suele ser habitual en estas prendas sino que lleva las piernas ajustadas como si se tratara de una segunda piel.

Desconocemos quién está detrás de este original patrón, lo único que sabemos es que sientan de lujo precisamente por ese corte que se ajusta a la cintura pero deja cierta amplitud en la zona del vientre gracias y marca las caderas sin ceñirlas en exceso. Y esto hace que sean tan favorecedores con un jersey metido por dentro en azul marino como lo luce la top rusa y, sobre todo, con un calzado que no es precisamente el que más estiliza como es un par de botines planos con cordones. 

Un auténtico descubrimiento que nos hace replantearnos el poder de los pantalones de pinzas y como sus estratégicos pliegues son capaces de levantarnos de tal forma un look consiguiendo alargar la figura incluso cuando el resto de elementos no acompañan en esta tarea.