Irina Shayk con plumífero negro y conjunto vaquero. | Gtres

Irina Shayk tiene el conjunto más buscado de Moschino y nos ha enseñado cómo llevarlo con botas y plumífero

La modelo ha vuelto ha dictar sentencia sobre cuáles son las tendencias a las que debemos prestar atención. 

Woman.es

De los looks de Irina Shayk siempre aprendemos algo. Cuando está subida a la pasarela lo hacemos de manera evidente pero cuando se baja de ella también porque tiene un don especial para elegir lo que luce en su tiempo libre. Quizá no es de las más transgresoras -esa etiqueta está reservada para Bella Hadid-, pero sí una de las que mejor interpreta las tendencias llevándoselas a su terreno

Sirvan como prueba estas imágenes que hemos recibido de la modelo paseando con su hija por las calles de Nueva York en las que aparece con una de las prendas más buscadas del momento.

Mejor dicho con dos de ellas porque se trata de un conjunto vaquero formado por sobrecamisa y pantalón sobre el que aparece estampado en repetidas ocasiones 'Moschino Palace' y que, como es evidente, lleva el sello de Jeremy Scott y la firma de skates Palace, ya que se trata de una colaboración entre ambas marcas que colgó el cartel de "agotado" desde que vio la luz hace menos de un mes.

Irina Shayk con el conjunto más buscado de Moschino. | Gtres

De este estilismo de la top sacamos, por tanto, varias conclusiones: lo primero que el 'total denim' sigue funcionando, lo segundo que la logomanía bien llevada también puede ser garantía de éxito y, lo tercero, que las botas con cordón son ya todo un básico del invierno pese a quien pese porque pueden llevarse igualmente con un vestido al que restarle delicadeza como por dentro de un vaquero como es el caso. 

Tampoco ha pasado desapercibido el abrigo que ha escogido para unir todo el look, un plumífero corto, liso y con capucha incorporada que con su marcado estilo deportivo encaja a la perfección con el resto de elementos. Una muestra que nos ha servido como empuje a animarnos de una vez por todas a incorporar las prendas acolchadas a nuestras vidas ahora que el frío no da tregua.