Emily Ratajkowski y el vestido que combina con todo. | Gtres

Emily Ratajkowski y el vestido negro más básico, cómodo y de tendencia del verano que llevarás con zapatillas blancas

La modelo luce este diseño strapless que podría haber llevado a una alfombra roja como a una fiesta de verano.

Woman.es

Emily Ratajkowski ha convertido las calles de Nueva York en una pasarela diaria. La modelo ha conseguido elevar el nivel del street fashion y marcar tendencia con cada estilismo que usa ya sea para salir con su perro Colombo, o para ir hacer la compra o pasear con su esposo Sebastian Bear-McClard. Además, nos ha demostrado que para triunfar con un street style perfecto no hace falta mucho, simplemente tener un vestido favorecedor y unas zapatillas.

- Emily Ratajkowski confirma que el vestido negro de seda minimalista, y con la espalda al aire, funciona también para un look 'casual'

- Sujetadores y tops para llevar debajo de tus blusas transparentes como Emily Ratajkowski

Hace unos días nos sorprendió con un vestido en color melocotón que ha llevado tanto en versión corta como midi, y antes con un conjunto de playa semitransparente de pantalón y blusa de manga larga en tono rosa que dejaba entrever su ropa interior, en concreto un sujetador sencillo en tonos oscuros, a juego con el pantalón clásico con el que ha acompañado a la camisa, que ha llevado semidesabotonada y anudada a la cintura para potenciar sus curvas.

Emily Ratajkowski perfecciona el combo vestido negro y zapatillas. | Gtres

Ahora nos ha conquistado con un vestido strapless negro, midi, de tejido stretch que marca todas sus curvas y evidencia una vez más el tipazo que tiene la modelo. El vestido que bien podría llevar al estreno de una película, con unos tacones de infarto, queda perfecto con unas zapatillas blancas clásicas y un pequeño bolso naranja. 

La top, llevaba unas gafas XL y una mascarilla negra que va a juego con su look. Con este estilismo Emily nos deja claro que podemos reversionar cualquier vestido y que con unas zapatillas blancas o sandalias planas, podemos hacer que ese vestido de invitada se convierta en el rey de la calles. A veces, para sacarle provecho a un vestido solo tenemos que animarnos a combinarlos con accesorios más casuales, y así darle un giro de 180 grados. 

 

Relacionados