Las hermanas Hadid a la salida de una fiesta celebrada en el marco de la Semana de la Moda de París. | Gtres / GTRES

Bella Hadid va un paso más allá a la hora de lucir traje y el resultado es espectacular

Sorprende con un diseño amarillo a la salida de una fiesta en París. 

Woman.es

Bella Hadid está en estado de gracia. La top arriesga cada día más porque sabe que está tocada por una varita, todo lo que se pone triunfa. Sin ir más lejos, en las últimas horas en París la hemos visto desfilar para Haider Ackermann con un nuevo look impresionante, con el pelo muy corto por los laterales y nuca rematado por un tupé ladeado, y también cerrar el desfile de Vivienne Westwood con un impresionante vestido de novia.

Pero no contenta con ser una de las grandes estrellas del momento sobre la pasarela, la norteamericana está empeñada en ser también la gran atracción fuera de ella.

En sus últimas apariciones públicas se está saliendo literalmente del mapa, especialmente con su apuesta por explorar los límites del traje de aire masculino de chaqueta y pantalón. Nos dejó con la boca abierta en la alfombra roja del desfile celebrado en Nueva York de Savage X Fenty con un modelo oversized que lució abierto solo combinado con un sujetador tipo bralette y ahora ha ido todavía más allá al acudir a una fiesta en París con un traje amarillo renunciando incluso a la lencería. 

Bella Hadid con un traje amarillo cuya americana luce abierta sin lencería acompañada por su hermana Gigi en París. | Gtres / GTRES

El resultado de su apuesta, como ves, es realmente espectacular, no solo por la arriesgada decisión de llevar la blazer abierta como única capa en el torso, sino también por el color elegido, un amarillo muy vivo que rompe con la habitual predilección del otoño por los colores pastel o más apagados en general, y por el corte del traje, muy original gracias al talle alto de los pantalones y a las hombreras marcadísimas de la americana. 

Incluso se ha permitido el lujo de hacer un guiño al look de su hermana combinando sus zapatos con los colores elegidos por Gigi para su outfit, mucho más discreto que el de su hermana pequeña, a excepción de los zapatos, para los que recurrió también al amarillo, demostrando que son dos de las celebrities que mejor plasman la moda del twinning, el gusto de dos personas por vestirse a juego. 

Relacionados