Sandra Gago. | Instagram @sandragago

El bañador blanco de Sandra Gago que podrás ponerte estando o no embarazada

El minimal en la playa también funciona.

Woman.es

¿Puede ser un bañador una prenda tan elegante como cualquier otra pensada para un uso totalmente distinto, más formal? La respuesta es sí. Sobre todo si es tan bonito como el que lleva Sandra Gago en una de las últimas publicaciones que ha compartido en Instagram desde la isla de Ibiza, donde disfruta de su primer verano embarazada.

Es verdad que son minoría los diseños para el agua que pueden catalogarse como elegantes -los hay bonitos, alegres, clásicos, vivos, tropicales, etcétera, pero no suele ser elegante el adjetivo que primero viene a la cabeza al ver un bañador-, pero cuando uno lo es, es una maravilla. Dan ganas de ponérselo hasta para un plan nocturno de verano, como si fuera un body.

Cuando veas el de la joven modelo lo vas a entender perfectamente. Porque al igual que el de color negro de escote asimétrico que lució hace unos días, si se pone un pantalón, parecería un top junto a la sobrecamisa vaquera que lleva, nunca una prenda de baño. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

I b i z a 🦋

Una publicación compartida de Sandra Gago (@sandragago_) el

En color blanco, el color por excelencia junto al azul turquesa de las islas mediterráneas; de paño, ese tejido fruncido que le da un aspecto retro y original a los bañadores y que parece que por fin este año se ha convertido en tendencia de forma definitiva tras asomar ya mucho la temporada pasada; y con un precioso remate a modo de cinturón con hebilla que es el punto de gracia definitivo para una pieza tan sofisticada y femenina. 

Obra de Anine Bing, desgraciadamente no hemos encontrado el bañador, que es perfecto tanto si estás embarazada, como es el caso de la modelo, a la que poco a poco le va asomando la característica tripita de la primera parte del período de gestación, como si no lo estás. Cuando una prenda es ideal, no entiende de circunstancias, y el bañador en cuestión lo es. 

Relacionados