Vestido lencero rosa de Zara. | Zara

Vestidos de Zara para invitadas de boda

Sorprender en tu próximo evento sin tener que gastar demasiado. Un simple vistazo por el catálogo de Zara basta para descubrir verdaderas joyas que podrás reutilizar durante todo el verano. 

Julia García

No vamos a descubrir a estas alturas los secretos de las colecciones de Zara cuando hasta las celebrities más estilosas y vanguardistas caen rendidas a sus diseños, especialmente a sus vestidos. Diseño, estilo, originalidad, variedad... y precio.

Detalle este último que a muchas celebrities quizá les genere indiferencia pero que es muy difícil de obviar para las "terrícolas" que tenemos claro el objetivo para la temporada de bodas: sorprender sin tener que gastar demasiado

Y ya sabemos que, por mucho que haya firmas destacadas en este sentido, Zara es Zara. Un simple vistazo por el catálogo actual que tiene a la venta en su tienda online es más que suficiente para descubrir que, una temporada de primavera más, no hay dedos de la mano para contar las joyas que en él se esconden

Además de todas las características descritas anteriormente, tienen un valor diferencial los vestidos de invitada de la marca gallega que es oro para sus fieles: son piezas que tienen vida más allá de las bodas. ¡Mucha vida!

Invertir en un vestido para una boda siempre genera dudas por el miedo a que este se quede en el armario sin sacarle partido, pero con los vestidos de Zara ocurre todo lo contrario, dan ganas de comprarse varios porque sabes que al final no te los quitarás en de encima en toda la primavera y, por extensión, en todo el verano. 

Todo depende, lógicamente, del diseño en concreto que escojas, pero la gran mayoría de los que hemos seleccionado en la galería que compartimos contigo a continuación son vestidos versátiles y polivalentes, que funcionan igual de bien en un evento formal que en un día de ocio cualquiera. Algunos de ellos, incluso pueden ser la prenda perfecta para un look veraniego en clave working. La clave, como siempre en estos casos, es que sepas darle su toque personal con los complementos de forma acertada. 

Vestidos lenceros, camiseros, en múltiples colores y distintos largos, más o menos formales... Hemos incluido piezas que se adapten a todo tipo de bodas y contextos, y la inmensa mayoría de ellas rondan los 40 euros de precio. Hay algún vestido más caro en la lista, pero nunca más allá de 70 euros, que sigue siendo un precio más que razonable para un look de invitada que encima puedes reutilizar siempre que quieras a lo largo de los próximos meses.