Vestido en tono oliva de la firma Koahari. | Koahari

Vestidos para invitadas de manga larga por menos de 200 euros

Con la temporada de bodas recién inaugurada, es momento de elegir el look de invitada que mejor se adapte a tus gustos y a tu presupuesto. 

María Aguirre

Que nosotras estemos como locas por llevar vestidos veraniegos de invitada a nuestra próxima boda como los que hemos seleccionado recientemente de Zara, no significa que todas las mujeres tengan esa posibilidad. A las que vivimos en zonas de España donde la primavera, al menos la segunda mitad de ella, es sinónimo de calor, se nos olvida a menudo que hay otras muchas regiones donde refresca hasta en las noches de verano.

Si el lugar en el que está programado el próximo evento nupcial al que irás de invitada es así, no lo dudes: tu vestido debe ser de manga larga. Pensándolo bien, tiene muchas ventajas restringir la búsqueda del look perfecto a un tipo concreto de vestido, ya que esta exigencia hace que puedas descartar sin detenerte a mirarlos todos los que sean de mangas asimétricas, tirantes o manga corta. Y créenos, son muchos. Eso que te ahorras en tiempo y dudas.  

Además, hay una segunda ventaja de optar por un vestido de manga larga de la que se habla poco y está infravalorada, sobre todo si la boda es en primavera, cuando todavía no has tenido tiempo para ponerte mucho al sol, ni siquiera en la terraza de casa Efectivamente, este tipo de prendas disimulan que la piel no esté especialmente dorada todavía. A lo mejor a ti esto te da igual, y está muy bien que así sea, pero sabemos que hay muchas a quienes sí les importa este factor, hasta el punto de que lo convierten en uno de los argumentos clave en la decisión de con qué vestir de invitada acudir a una boda o similar. 

Por si fueran poco estos dos razonamientos a favor de los vestidos de manga larga, se nos ocurre un tercero no menos importante. Los vestidos primaverales más ligeros se pueden utilizar en verano, es cierto, pero resulta que los de manga larga tienen si cabe una vida más prolongada. En otoño pueden brillar tanto como en primavera y en invierno, aunque sea un segundo plano porque tendrás que llevar un abrigo encima, también puedes darles uso a muchos diseños de este estilo. 

En definitiva, hay argumentos de sobra para optar por una pieza de manga larga de cara a tu próxima boda, y nosotras, para ponértelo fácil si tienes claro que esta va a ser tu elección, hemos elaborado una selección de nuestros favoritos con una condición extra: que su precio no exceda los 200 euros