Servicio de alquiler de prendas en H&M. | D.R.

Tus vestidos favoritos de H&M, ya puedes alquilarlos

La cadena sueca busca que las prendas tengan más vida. 

Woman.es

H&M acaba de estrenar su último proyecto, el cual promete revolucionar todavía un poco más si cabe la era del fast fashion, porque hasta la fecha ninguna firma low cost se había atrevido a poner en Europa a disposición de sus clientes un servicio de alquiler de vestidos.

Sí, como lo lees, se acabó eso de pedir prestado en tus diferentes grupos de WhatsApp, de tener que hacer una gran inversión solo para unas horas o de repetir modelito hasta la saciedad. La medida es brillante, tanto desde el punto de vista del negocio, como de las clientes e, incluso, desde el punto de vista social. 

Desde el prisma del negocio, la sensación, visto a priori, es que existe un mercado potencial real para este servicio que acaba de poner en marcha, ya que son muchas las mujeres que tienen que afrontar la dicotomía de sus emociones que les produce, por un lado, disfrutar pensando el look que se van a poner para un día tan especial y, por otro, cómo sacarle rentabilidad real al vestido que les guste más allá de ese día. Es por eso que cada vez son más las amigas, hermanas e incluso madres e hijas que comparten vestidos cada vez que llega un gran evento.

Esto precisamente es el mejor ejemplo de que también es una gran noticia para el cliente potencial de H&M, puesto que suma una alternativa más a sus opciones con la doble ventaja de que la inversión es más moderada -debes ser miembro del club de fidelización, y por aproximadamente 33 euros semanales puedes alquilar hasta 3 prendas cada 7 días- y también que podrá lucir un diseño de temporada, con todas las tendencias juntas si lo desea, porque ya no tendrá que preocuparse del futuro de la prenda, especialmente cuando deje de ser tendencia es estilo. 

Pero además de estas razones de peso que dan sentido a este proyecto innovador de H&M, existe un componente de compromiso social muy interesante y destacable, ya que la casa nórdica pone de esta forma su granito de arena a potenciar la economía circular, intentando que la vida de todas las prendas alquilables que ofrece sea mucho más larga y activa que la de muchas otras que son compradas únicamente pensando en el corto plazo.Así lo ha explicado Pascal Brun, responsable de sostenibilidad, en un comunicado: “Esperamos evaluar esto porque estamos comprometidos a cambiar la manera en la que la ropa se hace y se consume hoy”.

Escaparate de la tienda de H&M en Estocolmo. | D.R.

De momento, H&M ha lanzado el proyecto piloto exclusivamente en su reformada flagship de Estocolmo, el hogar por excelencia de la marca sueca, donde sus clientas pueden alquilar todos los vestidos, abrigos y camisas de las colecciones sostenibles de la firma desde el año 2012. La tienda, recién reinaugurada, incluye un espacio dedicado para el alquiler de vestidos junto al que se dispone una zona para realizar arreglos, una zona dedicada a los tratamientos de belleza y un espacio de hostelería complementario a toda la oferta que incluye este nuevo concepto de tienda física que ha desarrollado H&M.

Es evidente, eso sí, que el terreno está muy poco abonado con este tipo de medidas que en Europa son pioneras, ya que tan solo se hace algo parecido en Estados Unidos por un grupo de marcas contadas, como es el caso de Urban Outfitters o American Eagle, por lo que el proyecto necesita tiempo para que podamos medir su impacto real y si es un modelo exitoso. De esto dependerá mucho si el sello sueco exporta la idea a otros países, algo que está en el plan de implantación de este nuevo servicio. 

Relacionados

-->