Paula Ordovás sabe aprovechar muy bien la moda en su favor.  | Instagram @Paulaordovas

Los vestidos para chicas que miden menos de 1,60 que tienen un potente efecto estilizador

Sumar centímetros nunca había sido tan sencillo. 

María Aguirre | Woman.es

Ves una falda midi que te gusta pero, al comprarla, te das cuenta de que a ti te arrastra. Con los pantalones te ocurre lo mismo, pocas piezas son las que no tienen que pasar por manos expertas para que te cojan parte del bajo. Pero no todo es negativo, piensa en algo que no todas pueden permitirse que es picar en la sección infantil donde muchas veces son diseños muy similares a precios más asequibles.

Si te has sentido identificada con estas líneas es que, como quien te escribe, seguramente formes parte de ese grupo de mujeres que no llegamos (o lo hacemos por los pelos) al 1,60 cm. Y tan felices, porque no hemos venido a hablar de las ventajas o inconvenientes de medir más o menos porque si algo nos gusta es la diversidad; sino que hemos venido a recordarte que si algo bueno tiene la moda es que, además de hacernos soñar, puede ser utilizada en nuestro favor. 

Bien para disimular complejos, bien para potenciar aquello con lo que nos sentimos favorecidas, lo importante es siempre encontrar aquello con lo que estemos cómodas. En el caso de ser bajitas, el objetivo suele ser el de parecer un poco más alta y eso se consigue a base de pautas muy sencillas. 

Para empezar, por el largo de lo que lleves. Enseñar los tobillos es fundamental para que no de sensación de acortamiento y eso se logra con pantalones o faldas cortas y, por supuesto, con calzado que no lo cubra (evita botines y zapatos de pulsera). Un truco: si vas a pasarte de centímetros, trata de llevar piezas que tengan aberturas para que el hecho de mostrar parte de piel de sensación de desahogo. 

Otro de los aspectos en el que debes poner el foco es en la cintura. El talle alto da la sensación de alargar las piernas y esto es aplicable a vestidos, pantalones o faldas porque marcar la zona te ayudará a estilizar. Los abullonados y drapeados que tanto juego están dando esta temporada son soluciones a tener en cuenta.

Si añades una parte superior con escote en uve, con tiras, lazada suelta o simplemente que deje los hombros y clavícula al descubierto potenciará más este efecto de alargamiento. 

Por último, evita los estampados demasiado estridentes y opta en su lugar por el monocolor. Aprovecha que el minimalismo es tendencia y abrázalo con fuerza porque será tu mejor aliado. 

 

Relacionados