Rocío Osorno con vestido de lunares, de Zara. | Instagram @rocio0sorno

El vestido de lunares de Zara que Rocío Osorno sabe te salvará cualquier look de invitada

El estampado más folclórico siempre es garantía de éxito y más cuando aparece en diseños como este de largo midi y mangas abullonadas que sienta de miedo. 

Julia García

Septiembre es el último mes del año en el que las bodas repuntan, así si tienes un evento de este tipo en las próximas semanas esperamos que hayas tomado de los consejos de estilo de Marta Ortega y Amaia Salamanca en la boda de Carlos Cortina y Carla Vega-Penichet.

A sus respectivos lookazos de invitada le sumamos una tercera alternativa mucho más económica e igualmente acertada que no es otra que el vestido de lunares de Zara que ha lucido Rocío Osorno.

Entre la mencionada boda celebrada en Jerez de la Frontera y la Biennale de Venecia, donde Penélope Cruz y Ester Expósito han dejado su sello, puede quedar eclipsado los numerosos detalles llamativos que nos ha dejado este primer fin de semana después de las vacaciones de agosto.

Sin embargo, no sería justo dejar pasar el outfit de Osorno, que se ha decantado por un vestido de Zara para una ocasión especial que, si bien no ha confirmado ella que lo sea, bien podría ser otra boda aunque se nos ocurren decenas de planes alternativas en los que funcionaría de miedo. 

La pieza en cuestión es un diseño de largo midi con marcas cortas abullonadas y escote cuadrado en su parte frontal y en forma de u, muy pronunciado, en la espalda. Los topos negros decoran toda la superficie de un vestido que está diseñado en color lavanda, ideal para resaltar el tostado de la piel que solemos lucir la mayoría en estas fechas del calendario.

Vestido de lunares en morado de Zara. | Zara

La influencer ha combinado el vestido de la firma gallega con una cartera metalizada y unos elegantes zapatos de tacón en un morado más intenso que el vestidor, que está disponible en la tienda online de Zara por un precio de 25,99 euros.

Las ventajas de decantarse son múltiples. Algunas de ellas obvias, como es el caso de la reducida inversión para el look de una boda, que rara vez tiene más recorrido otras bodas aparte. Otras igual de importantes es la versatilidad de este tipo de vestidos a final del verano, que también se pueden combinar con sandalias, cuñas con plataforma e incluso con sandalias planas o deportivos clásicas si prefieres optar por algo más rompedor. 

Un último plus, el hecho de que los folclóricos lunares hayan vuelto a cobrar relevancia en nuestro armario ¡y nos encanta que así sea!