Nazaré Marques con vestido a cuadros de Oysho. | Instagram @nazarebmarques

Todo el mundo quiere este vestido de cuadros vichy de las rebajas de Oysho

Aún quedan joyitas ocultas en nuestras tiendas favoritas en los últimos días de descuentos y una de ellas es este diseño que ha arrasado cumple con una de las máximas tendencias del verano. 

Julia García

Parece que si no arrasas en los primeros días de las rebajas ya tienes pocas probabilidades de encontrar cosas que merezca la pena pero eso no es del todo cierto. Es verdad que hay artículos que vuelan en el primer instante pero hay otros que van apareciendo con cuentagotas para que siempre tengamos algo en lo picar y los hay que, aunque hayan estado presentes desde el inicio, no se les presta la atención que merecen y es en el remate final cuando nos percatamos de lo buena idea que es apostar por ellos cuando los descuentos son más altos que nunca. 

Son compras estas últimas las que te dejan un mejor sabor de boca porque sabes que esa inversión mínima que hagas estará muy pronto amortizada. ¿Un ejemplo? El idílico vestido que hemos fichado en Oysho con el que despedir las rebajas y el verano por todo lo alto

Vestido con estampado de cuadros vichy, de Oysho. | Oysho

Sería reiterativo que te contáramos a estas alturas de verano lo mucho que se llevan los cuadros vichy pero no está de más recordarlo para entender por qué es tan buena compra este vestido con dibujo extragrande que está confeccionado en 100% en lino y cuenta con escote de pico, tirantes anchos que se afinan en la parte trasera, cuerpo cruzado en la parte delantera y lazada a la cintura además de una bonita espalda escotada. 

A comienzos de temporada, justo cuando Pilar Rubio lució una falda muy similar en 'El hormiguero', esta prenda tenía un precio de 39,99 euros y ahora ha pasado a costar 27,99 euros cuando todavía está disponible en tallas que van desde la XS hasta la L. 

Instagram, como no podía ser de otra forma, se ha rendido ante él. En la red social se puede fichar una gran colección de imágenes que tienen este vestido como protagonista, casi tantas como el bañador a rayas de la misma firma del que te hablamos hace unos días

En este caso, las interpretaciones pueden ser más variadas y, lo mejor de todo, pese a que su dibujo sea tan característico es una pieza atemporal perfectamente adaptable a los próximos estíos. 

Entre las propuestas que más nos gustan figuran las que lo combinan de manera informal con unas zapatillas de caña baja en color blanco sacando el lado más desenfado de esta pieza, pero también las que prefieren llevarlo de manera más literal con unas sandalias o unas alpargatas exprimiendo su estética más bucólica.