Jelena Gavrilovic con vestido de crochet, de Oysho. | Instagram @jelenagavrilovicofficial

El vestido de crochet de Oysho que está arrasando en todo el mundo

Un diseño de manga larga y abertura en la falda que está llamado a ser el verdadero rey del chiringuito este verano. 

Julia García

Que el crochet lideraba las listas de tendencias de la temporada era algo que sabíamos desde hace tiempo. No había más que repasar lo que subió a las pasarelas y echar un vistazo por las colecciones de nuestras firmas favoritas para corroborar que ensalzar el valor de la artesanía y la tradición a través del ganchillo está de moda. 

Lo hemos visto en conjuntos de top y falda, en gorros, en bolsos y, sobre todo, en múltiples vestidos. De estos últimos hay infinidad de versiones realmente apetecibles pero solo uno es el que ha conseguido convertirse en viral en solo un par de semanas.

- El vestido de Oysho que mejor queda con zapatillas

- Suspirarás por este vestido de lino de Oysho

- Este top marinero lo llevarás hasta como bikini

Su diseño ajustado en color blanco con manga larga, escote a la espalda cerrado con una borla en la parte superior y abertura lateral nos transporta automáticamente a la orilla del mar y eso no puede más que conquistarnos

Precisamente en ese contexto de arena, sol y salitre en el que más lo hemos visto en imágenes de Instagram tomadas por diferentes rincones del mundo comprobando lo bien que funciona. Ha pasado a ser el compañero perfecto de bikinis y bañadores, por encima de pareos o caftanes.  

Oysho es quien tiene a la venta esta codiciada prenda en su catálogo por 49,99 euros, confeccionada en tres tallas diferentes -S, M ó L- para poder adaptarse a los diferentes cuerpos de forma asombrosa.  

Su máxima es el confort y es la manera más sencilla para sacar partido a la estética boho en esta época del año. 

Vestido largo realizado en crochet de Oysho. | Oysho

No nos extraña en absoluto su éxito porque, viendo lo bien que sienta y lo cómodo que parece, es genial candidato a seguir popularizándose en playas aunque lo que sí resultará más complicado es verlo en un territorio diferente al del chiringuito salvo que se trata del cualquier piscina. Aunque, ya se sabe, que en cuestión de moda no hay más que proponerse un reto...