Traje de Stradivarius de estética disco. | D.R.

¡Ojo! Hemos encontrado el traje de lentejuelas definitivo en Stradivarius

De estética disco y con un sinfín de posibilidades. 

María Aguirre | Woman.es

Fiesta y noche son dos palabras a las que va irremediablemente unida una tercera, lentejuelas. No importa en qué formato, tampoco el tamaño que adopten, ni su color. Es más, ni siquiera importan demasiado las tendencias de la temporada en este campo porque seguirán siendo las reinas para este tipo de eventos.

Es el acabado por excelencia para los vestidos festivos pero también una solución cada vez más recurrente en prendas que hasta ahora se habían mantenido más alejadas del centelleo. Es el caso de los trajes, por ejemplo, los cuáles han encontrado en las pailletes un recurso a explotar que está dando un inmejorable resultado. 

No hay más que ver el traje de Zara en color rojo que hemos visto llevar a perfiles tan dispares como la influencer Mery Turiel o la modelo Heidi Klum, o el de intenso color azul que Paula Echevarría lució con lencería a la vista en el último desfile de Intimissimi. Han demostrado capacidad de adaptación a formatos diversos y de hecho aún sigue haciéndolo con modelos como el que acabamos de encontrar en Stradivarius. 

Dos piezas que recuperan parte de la estética disco de los 70 que tantas alegrías ha dado a la industria de la moda gracias a una blazer de solapas finas y hombreras marcadas y un pantalón ajustado que termina en campana cuyo precio es de 39,99 euros y 19,99 euros respectivamente. 

Traje de lentejuelas de Stradivarius. | D.R.

Lo mejor de este conjunto es que no solo funciona con un sexy top lencero o un crop top como cualquiera esperaría mezclarlo sino que es perfectamente compatible con prendas aparentemente antagónicas. De hecho, nos encanta cómo lo combinan desde la firma con grandes pendientes, labios metalizados y un discreto jersey de cuello vuelto en color negro, pero también dándole un aspecto más rompedor luciéndolo sin absolutamente nada debajo y con un maquillaje de ojos intensos en color azul en el que nada queda a la imaginación. 

Es más, el traje puede incluso dar juego con cada parte por separado, siendo el pantalón acompañante perfecto de un jersey de punto y unas toscas botas con plataforma, o la chaqueta la que redondee un look aparentemente sobrio compuesto por camisa y jeans. 

Un fichaje rotundo que promete mucha más vida en nuestro armario de lo que parece.

 

Relacionados

-->