INSTAGRAM

Slow Love, moda, belleza y artesanía a fuego lento

Una 'startup' fundada por tres amigas (que te sonarán) que cumple su segundo aniversario con un proyecto solidario entre manos. Esto es Slow Love. 

Patricia Rivera| Woman.es

Hace tres años Sara Carbonero y sus compañeras en Telecinco, Mayra del Pilar e Isabel Jiménez crearon un sueño que nació en los descansos de sus trabajos como periodistas y estilista.  A fuego lento y con 40.000 euros nació Slow Love, una página web de comercio electrónico de moda en la que venden su propia colección de ropa, complementos y decoración. Hoy, esta iniciativa ha conseguido unos beneficios de un millón y medio de euros.

Hablamos con Isabel Jimenez, presentadora de los informativos Telecinco, Mayra del Pilar, 'fashion stylist' de Mediaset España y Sara Carbonero, ex compañera de informativos, para conocer cómo nació este proyecto.

¿Cómo se crea Slow Love?

Slow Love surge de esos días que nos juntamos las tres a comer en Telecinco, donde habla cada una de sus inquietudes y al final encontramos un proyecto en común, le dimos vueltas y le dimos forma. Surge de una comida de amigas y aquí estamos casi dos años (el 19 de mayo celebran su segundo aniversario) después.


¿Qué tiene ‘Slow Love’ de Isabel, qué de Sara y qué de Mayra?
La parte de Isabel es la gestión pura y dura, temas de personal, de números, lo que es la gestión diaria. La parte de marcas, de productos, la supervisión del diseño de la marca propia Slow Love, le corresponde a Mayra, que es especialista en todo el tema moda. Y Sara lleva la parte de imagen de marca, supervisa el tema de modelos, de comunicación…

Si es verdad que, aunque ahora estamos profesionalizadas, y somos una empresa en la que cada una tiene sus funciones, al principio todas hacíamos de todo, teníamos que estar las 3 de acuerdo para todo, pero cuando al empresa va creciendo tienes que profesionalizarlo. Pero en realidad, siempre hay cosas que llevamos entre las tres, por ejemplo en la colección, aunque Mayra es la que la lleva hasta el final. Al llevarlo entre las tres si necesitas ayuda, sabes que tienes a las otras patas para poder apoyarte, y la verdad es que como somos tres no hay discusión posible, aunque por lo general siempre estamos de acuerdo.

 

 

¿Cómo es el proceso creativo de la marca Slow Love?

Es un proceso creativo normal: análisis de inspiración, producto, prototipos, muestras producción.

Sara Carbonero e Isabel Jiménez, dos de las tres undadoras de Slow Love. | GTRES

¿Tienes en cuenta la personalidad de las tres?

Tiene que ser algo que nos guste y nos emocione, le damos mucha importancia a los productos, a la producción, donde se produce y con qué se produce,. Pero no creamos algo para nosotras, sino para una clienta, para nuestra clienta, para la clienta Slow Love, que si que es verdad que tiene un poquito de Isabel, de Sara. Sara tiene más peso en el aspecto textil, mientras la parte de deco es mucho más Isabel, pero todo es para nuestra clienta.


¿Cuál es la fórmula del éxito de Slow Love?

Es complejo porque es la suma de muchas cosas, porque marcas de gente conocida ha habido muchas, pero llegar hasta aquí con este resultado no todas lo han conseguido. ¿La clave? Como en cualquier ‘startup’ española: saber complementar los perfiles de los socios. Si hubiésemos sido tres creativas hubiese sido un problema, porque cojea la parte de gestión y la parte de comunicación. Nos hemos encajado de tal manera, que es lo que ha hecho que lleguemos hasta aquí. Por que lo que le falta a una lo tiene la otra. Tres patas que han hecho una muy buena mesa.

¿Empezó como un proyecto de moda y ha crecido a 'lifestyle' o teníais claro desde el principio que queríais abarcar deco, belleza…?

Teníamos claro que sería de ‘lifestyle’ desde el principio. Paara nosotras es importante que haya de todo, de hecho hay varias vías por las que puede seguir creciendo Slow Love. Pero ahora mismo estamos desbordados. Lo que queremos transmitir al llamarlo web de 'lifestyle' es que hay detrás una filosofía muy clara. Y al ser multimarca te permite descubrir marcas pequeñas, gente que no tiene apoyo, y que comparte ciertos valores con nosotras. Y eso se puede hacer sobre todo con beauty, porque bsucas siempre productos naturales, marcas mas pequeñitas…También en deco. Pero siempre intentamos que todos los productos tengan detrás los mismos valores que compartimos nosotras.

 

Actualmente en Slow Love hay 42 marcas, ¿empezasteis con....?

 No más de diez...

¿Cómo elegís las marcas que están disponibles en Slow Love?

A través de Mayra que está en contacto con las marcas y trabaja con ellas pero también hay gente que viene y que te presenta su marca y te pide apoyo para darle visibilidad. Cada vez más marcasnos vienen a buscar y es una satisfacción.

¿Qué tiene que tener una marca para formar parte de Slow Love?

Tiene que encajar con el estilo de nuestra clienta: mujer bohemia, de cierta edad. Pero siempre intentamos dar un poco más de espacio a marcas que quizás encajen un poco menos pero nos gustan, nos motiva el proyecto. Siempre tendrá más peso una marca que produzca en España. El producto Slow Love, lo tenemos claro, tiene que tener procesos éticos de producción. Nos preocupamos por conocer quien está detrás. Lo primero.
 

 

¿Hacia donde os gustaría que creciera Slow Love?

Este año cumplimos nuestro segundo aniversario y vamos dándole más peso a nuestra marca propia. Nos dirigimos a que cada vez nuestra marca esté más desarrollada y tenga más presencia. 

¿Cuál es el ‘best seller’ de Slow Love, su punto fuerte?

Sin duda, la moda y el calzado. Por eso es tan importante nuestra nueva colaboración, ya que Sendra y Slow Love van de la mano desde el lanzamiento.

¿De qué se trata esta nueva colaboración?

Hemos diseñado una bota solidaria entre las tres, hemos elegido hasta el color del pespunte.

Es una marca con la que conectamos y necesitábamos sacar algo de los dos. La parte solidaria es una motivación extra. Colaboramos con ‘Communities for Development’ una ONG que trabaja con las mujeres emprendedoras de Uganda. Conocíamos a la gente que está detrás y a que se destinará el dinero recaudado. ¡Hasta un prototipo de la bota ha viajado hasta Uganda!

Sale a la venta el 8 de marzo, con motivo del Día Internacional de la Mujer, en SlowLove.es

D.R.

¿Os habéis planteado abrir una tienda?

 ¡Sara está deseando! Pero ahora mismo tenemos muchos frentes abiertos y queremos consolidar lo que no está yendo bien e ir creciendo, para no abrir una multimarca más, sino tener suficiente producto propio para abrir una tienda Slow Love 100%.

¿Y dar el salto internacional? ¿Traer producto de fuera?

Cuando surgió la idea de Slow Love la idea era traer productos de Marruecos, de Maldivas… ¡Era la escusa perfecta para irnos las 3 de viaje! Pero es más complicado ponerle tu etiqueta.