La cápsula reinterpreta algunas de las siluetas más conocidas de ambas marcas. | D. R.

Reebok y The Animals Observatory crean una colección cápsula para los peques más 'molones'

¡Y no nos puede gustar más!

IVÁN AVELLO | WOMAN.ES

Que la moda infantil vive días de gloria, no cabe duda. Numerosas marcas de ropa para los más pequeños de la casa ha logrado hacerse con la red a base de prendas diferentes, cortes estratégicos y grandes dosis de ingenio. Y es que parece que eso de vestir a los niños con un estilo clásico ya es historia. Conscientes de ello, Reebook y The Animals Observatory (la conocida firma de ropa para infantes con sede en Barcelona) han unido fuerzas y han lanzado una pequeña colección cápsula que es PER-FEC-TA para dar más opciones a aquellos niños a los que les gusta divertirse con lo que se ponen cada mañana.

 

La cápsula surge de un profundo ejercicio de reflexión de ambas marcas, que han realizado un viaje por su imaginario (e historia) y han reinterpretado algunas de sus siluetas mas icónicas, adaptándolas a un público infantil. Eso sí, ambas han regado los diseños con grandes dosis de ingenio y el resultado, con toques 'vintage', no podría ser mejor.

Las deportivas son perfectas para que los peques de la casa no se las quiten en todo el día. | D. R.

Dos de las joyas de la corona son las zapatillas Freestyle Hi y la Workout Plus de Reebok, protagonistas de la cápsula y que se han llenado de gráficos en tonos llamativos y grandes bloques de color que están en conexión con la forma de trabajar de The Animals Observatory.

“Los diseños de The Animals Observatory para Reebok son un homenaje a la marca. Mi intención con ellos es apelar al orgullo de la marca con una idea sencilla y un trazo personal, y animar a la gente a reivindicarse como parte de la tribu Reebok”, aseguró a través de un comunicado Laia Aguilar, Fundadora y Directora Creativa de The Animals Observatory.

Ver 16 fotos

La línea, que llegará a las tienda el próximo 1 de diciembre, tiene todas las de arrasar entre los regalos navideños. Bueno, eso si los peques de la casa pueden esperar.